•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El defensor y capitán del Real Estelí, Manuel Rosas, vislumbra la final del torneo de Clausura de la Liga Primera contra los Caciques del Diriangén, como “un doble premio para la fanaticada y el futbol pinolero”, por tratarse de un Clásico Nacional y porque se perfila como una eliminatoria reñida por el buen nivel que han exhibido ambos equipos esta temporada, al límite de haber accedido a semifinales de forma directa, como líder y sublíder.

A pocas horas de que se dispute el juego de ida, este sábado por la noche (8:00) en el estadio Cacique Diriangén, el lateral izquierdo del club norteño admite que si bien los aspectos técnico-tácticos son importantes en el juego, “la concentración será vital para ambos equipos”, aduciendo que la tónica en los dos partidos previos que disputaron entre ambos quedaron marcados por distracciones, en referencia al empate 1-1 de la jornada 8 y del revés que sufrió su club en la fecha 17 por 1-0, con gol de penal de Carlos “Chino” Torres.

 Lea: Clásico condimentado

“Insisto en que la concentración es importante, en Estelí estuvimos adelante en el marcador y la reacción de ellos (Caciques) fue casi inmediata, en la jugada de gol hubo una serie de errores defensivos que nos costó el empate. En Diriamba estábamos haciendo un buen juego ambos, pero en la recta final otorgamos un penalti, producto de un momento de desconcentración y nos ganaron con ese gol. Esta vez no tenemos margen de error, la más mínima desconcentración nos puede costar el título”, manifestó el “Meño” Rosas.

“Será un duelazo”

El referente en la zaga rojiblanca, autor de cuatro goles ante el Diriangén desde su aterrizaje al balompié pinolero en 2010, destacó las virtudes de su rival en turno, partiendo de la garra que han mostrado los jugadores en instancias cruciales, tanto para clasificar a semifinales, como para avanzar a la etapa actual, pero sobre todo, la solidez defensiva, creatividad en el mediocampo y peligrosidad en ataque de unos Caciques renovados, respecto a temporadas anteriores.

 Lea más: Indios y Leones pegan primero

“Ambos planteles somos fuertes, a nosotros nadie nos ha regalado nada, venimos de eliminar a un equipo fuerte como Walter Ferretti, pero Diriangén también clasificó revirtiendo una eliminatoria que tenía cuesta arriba. Por ende, solo se puede esperar un buen juego, muy cerrado y que se inclinará a favor de quien cometa menos errores y del equipo que concrete sus jugadas para gol”, insistió Rosas, quien a su vez ambientó que todo el plantel norteño está en excelente forma física y mental para afrontar la final.

 Además: Premundial Sub-17 Femenino se reanudará en Estados Unidos

Gustar y ganar es una ecuación que pocas veces se logra en el deporte, y a criterio del defensor esteliano, su equipo se ha preparado para llenar las expectativas de la fanaticada, no solo haciéndose merecedor del título del Clausura, sino exhibiendo un alto nivel futbolístico que entone con las circunstancias. “Cuando están sobre el campo dos equipos como Estelí y Diriangén lo menos que puedes esperar es que sea un duelazo y esto seguro que así será, ya lo demostramos en los enfrentamientos previos entre ambos”, recordó Rosas.

En el último torneo de Otoniel Olivas como director técnico del “Tren del Norte”, Manuel Rosas espera que el plantel pueda darle una despedida de altura, ante un histórico rival que en las dos últimas temporadas ha logrado una destacable evolución. El “Meno” junto a Jason Casco, Josué Quijano y Elmer Mejía, apuntan a conformar la zaga titular ante los Caciques. La alineación de los estelianos la conformarían Richard Rodríguez, Marlon López, Gregorio Torres, Jorge Betancur, Chavarría, Luis López y el guardameta Henry Maradiaga.