•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cristofer “El Látigo” González, el flamante campeón mosca (112 libras) del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), está de regreso en el gimnasio. Ayer cumplió su tercer día en el Roger Deshón bajo las órdenes de su nuevo entrenador de cabecera, el reconocido Gustavo Herrera, tras casi un mes de vacaciones. También le acompañó su tío y también adiestrador Roger González, solamente faltó Wilmer “El Tigre” Hernández, pieza clave en el engranaje de su equipo de trabajo.

A González se le vio muy animado y lo más importante es que su físico refleja que el muchacho no se excedió en la alimentación. El campeón anda en 126 libras, un peso ideal tomando en cuenta que aún no tiene fecha para la primera defensa de su título mundial. 

 Lea: Arriaza, por el nocaut ante Ruiz

“No me puedo descuidar en el peso, por eso decidí regresar al gimnasio pronto. Quería trabajar con Gustavo Herrera desde hace tiempo, incluso ya se lo había dicho pero de forma informal, no quedábamos en nada. Gracias a Dios con mi equipo decidimos incluir a Gustavo, fue una decisión mía sacar un 5% más de mi bolsa para reforzar el equipo, él será de mucha utilidad”, dijo González. 

González habló sobre el cuido que tuvo durante los días que descansó.  “Estoy en 126 libras, no ando muy elevado en el peso, por eso regresé al gimnasio, para Higa tuve que bajar desde 143 a 115 libras, no tengo que confiarme. Aunque no estuve entrenando mantuve una dieta, comiendo frutas en el desayuno, almorzando suave, y sí a veces me comí mi fritanga pero con cuidado”, señaló. 

 Lea más: Las claves del pleito Lomachenko vs. Linares

Independientemente de que aún no tenga fecha para su primera defensa, Cristofer indicó que “no quiero que me tomen desprevenido, quiero ser un campeón sólido, cuando me avisen de la primera defensa ya estaré caliente en el gimnasio. Ahorita estoy trabajando movilidad, desplazamientos, y posteriormente trabajaré en la defensa, la estrategia, muchas cosas. En cuanto a la preparación veo todo igual, siempre pienso que soy el retador, entrenaré fuerte como que el campeón mundial es el otro”. 

Herrera: “Quiero hacerlo brillar”

También habló Gustavo Herrera, quien con la humildad que le caracteriza dijo sentirse listo para asumir este reto con un nuevo campeón mundial. Herrera ya dirigió en su momento a Román “Chocolatito” González y José “Quiebra Jícara” Alfaro, a ambos los hizo tocar el cielo en el boxeo. 

 Además: Ultimátum de Chávez a sus hijos Omar Julio

“Cristofer está contento, eso me gusta, él es un peleador talentoso, quiero hacerlo brillar, es la misión que tenemos como equipo de trabajo. Hay que enseñarle mañas, saber cómo quitarse la distancia de su rival, porque con esa estatura que tiene muy pocos rivales le van a igualar en alcance. Para 112 libras es un peleador muy fuerte”, explicó Herrera. 

“Me siento agradecido por la oportunidad que me están dando, Pablo Osuna, don William, y Cristofer han creído en mi trabajo y pues yo debo creer aún más, siento como que estoy volviendo a mis inicios cuando comencé a trabajar con Román y José Alfaro. Si estos muchachos han depositado confianza en mí, tengo que demostrar mi trabajo”, puntualizó.