•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de noquear a Sammy Valentín en el primer asalto para convertirse en campeón intercontinental 147 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), esta noche en el Double Tree Hotel, en Ontario, California, se espera otra actuación superlativa del chinandegano Roberto “Dinamita” Arriaza ante el venezolano Juan Ruiz, en la primera defensa de un cetro que de continuar reteniéndolo le podría garantizar una oportunidad de campeonato mundial a finales de este año o inicio del próximo. 

Para este combate contra Ruiz, el nica tuvo más tiempo para prepararse, no descansó muchos días tras derrotar a Valentín y regresó al gimnasio consciente de que en cualquier momento podría defender el título. Arriaza defenderá su invicto de 16 triunfos (13 nocauts), su pegada demoledora volverá a ponerse en escena, no obstante, en cada combate que vaya afrontando de ahora en adelante será interesante analizar su evolución integral como boxeador, eso incluye dos puntos clave: técnica y velocidad.

“Mis condiciones físicas son muy superiores a las que adquirí contra Valentín. Esta vez no me detuve en los entrenamientos, acumulo más de 120 rounds de guanteo, me siento listo para este enfrentamiento”, dijo Arriaza. “No puedo confiarme de nadie, no hay rival pequeño en el boxeo, estoy listo para pelear los 10 asaltos si es posible. Tengo hambre de mantenerme invicto. Si Dios me permite obtener la victoria buscaríamos un combate eliminatorio o de título mundial”. Uno de los objetivos que tiene el chinandegano es ganar más velocidad al momento de ejecutar sus combinaciones. 

Actualmente, Arriaza ocupa el puesto número 9 en el ranking 147 libras de la OMB. Si triunfa hoy ante Ruiz y de forma categórica podría ubicarse entre los primeros cinco puestos, acercándose aún más a la posibilidad de disputar el título contra el australiano Jeff Horn, o porque no pensar en un chance por el cetro interino. 

Perfil de Ruiz

El peleador venezolano nació en Santa Teresa del Tuy, Venezuela, sin embargo, reside en Tijuana, Baja California, México. Tiene 31 años y su récord es de 20 victorias (12 nocauts) y solamente una derrota. Su combate más reciente lo realizó en noviembre del 2017, siendo noqueado por Alexander Besputin. Si el pronóstico se cumple, el nica debe imponerse por la vía rápida.

Este jueves en la ceremonia de pesaje, Arriaza marcó 147 libras, mientras su rival detuvo el péndulo en 146.5. “Soy como el camaleón que se adapta a cualquier cosa, yo me adapto a cualquier peleador y voy a demostrar que nací para ser campeón”, indicó el chinandegano tras vencer la báscula.