•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una doble asignatura: aprovechar la localía para conseguir un triunfo y dejar la eliminatoria inclinada a su favor antes de visitar el Estadio Independencia el próximo sábado, donde se jugará la vuelta, se trazaron los Caciques del Diriangén, que recibirán esta noche (7:00) en su campo al Real Estelí, para disputar el partido de ida de la final del torneo de Clausura de la Liga Primera. 

El Clásico Nacional 104 entre diriambinos y norteños tiene suficientes ingredientes para ser considerado un choque de altura, no solo porque está en juego el título del Clausura y la clasificación a la Liga Concacaf, también por el nivel que han mostrado ambos clubes a lo largo de la temporada hasta llegar a estas instancias, gracias a que cuentan con planteles sólidos y directores técnicos con sobrada y probada experiencia que buscarán inclinar la balanza a su favor, imponiendo cada uno su filosofía.

 Final del Clausura será un Clásico

Mauricio Cruz, estratega de los Caciques y Otoniel Olivas, del “Tren del Norte”, mandarán al campo del estadio diriambino a sus mejores elementos, con la intención de adelantarse en una eliminatoria que pinta ligeramente inclinada a favor de los norteños, más por historia que por lo exhibido a lo largo del Clausura ante su rival en turno, con el que empataron (1-1) y perdieron (1-0) en las jornadas 8 y 17, respectivamente. 

Eso sí, en la historia de los clásicos nacionales, los estelianos superan por más del doble en triunfos a los Caciques, al haberse impuesto en 47 partidos, por solo 20 del Diriangén y han empatado en 36 oportunidades. Si los datos anteriores soportan el ligero favoritismo de los rojiblancos, los Caciques pueden presumir de que en el actual Clausura su campo se ha convertido en un fortín donde han ganado ocho encuentros, entre fase regular y semifinales, empataron una vez y solo perdieron dos veces.

 ​​A definir finalistas

Una de las victorias más importantes del Diriangén como local fue precisamente ante el Real Estelí (1-0) el pasado 14 de abril. En aquella ocasión, el argentino Carlos “Chino” Torres anotó de penal el gol del triunfo cacique, en un duelo muy disputado de principio a fin, que mostró una de las mejores versiones del club blanquinegro, ante un “Tren del Norte” que no encontró la fórmula para superar a la zaga rival y consecuentemente perforar en marco que resguardaba magistralmente Brandon Mayorga.

Mano a mano

El Real Estelí acabó la fase regular del Clausura como líder absoluto con 41 puntos, producto de 13 victorias, 2 empates y 3 derrotas, con 41 goles anotados y 17 permitidos. El Diriangén finalizó en la segunda plaza con 31 puntos, resultado de 9 victorias, 4 empates y 5 reveses, con 37 goles a favor (4 menos que los norteños) y 20 en contra (3 más que Estelí). 

La paridad que existe en el casillero de anotaciones entre ambos, más que en la suma de puntos que consiguió cada uno, soporta la teoría de que será una final reñida. Del lado del “Tren del Norte” destacan Gregorio Torres con 8 goles, Carlos Chavarría y Pablo Gallego con 7 cada uno. Por el Diriangén, Andrés Mendoza sobresale con 8, mientras que Yeison Esquivel logró 7 -todos en etapa regular-.

 Betancurth: “Confiamos que ganaremos en casa”

A inicios de semana, Mauricio Cruz destacó el liderazgo del propio Mendoza y Esquivel, pero también recordó al “Chino” Torres, Josué Meneses, Brandon Mayorga, entre otros, e insistió que el buen funcionamiento colectivo de su equipo ha sido clave para estar en la final. “Contra Estelí debemos de mantener el orden que mostramos a lo largo del torneo, no le tenemos miedo, sí respeto, pero a diferencia de otras ocasiones ya sabemos jugarles de tú a tú”, dijo el entrenador.

Por su parte, el capitán y zaguero del Real Estelí, Manuel Rosas, admitió que contra el Diriangén será vital mantener “la concentración”, recordando que en su más reciente visita a su estadio cayeron por 1-0, producto de un descuido defensivo que repercutió en una pena máxima. “Ellos (los Caciques) tienen un buen plantel, son muy aguerridos y en su campo son fuertes, por ende, debemos de evitar distracciones, porque nos podría costar caro”, dijo el “Meño”.

 Nicaragua, la última opción de la AFA

Uno de los principales ingredientes del partido de esta noche será ver por penúltima vez al técnico Otoniel Olivas sentado en el banquillo del Real Estelí, al haber anunciado que dejaría el cargo una vez finalizado el torneo. El estratega norteño ha conseguido 12 títulos nacionales en 16 temporadas al frente del “Tren”, con 21 torneos cortos repartidos entre 8 de Apertura y 13 de Clausura.

Del otro lado, Mauricio Cruz presume de haberle dado ocho títulos a los Caciques durante su primera etapa como entrenador de ese club, durante 17 años. Después de una sequía de títulos de poco más de una década, el entrenador diriambino espera llevar a lo más alto del balompié pinolero al Diriangén y nada mejor que conseguirlo contra el mismo rival que se coronó por última vez en la campaña 2005-06.