•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El legendario boxeador mexicano Julio César Chávez confió en que Omar Chávez demostrará este 19 de mayo en Durango que puede aspirar a un campeonato mundial, y que Julio César Chávez Jr., podrá volver al más alto nivel tras un pleito en julio o agosto, como parte de un ultimátum que les puso, cansado ya de tantas críticas negativas.

Este viernes, en un evento del programa Boxeo con Valores del Consejo Mundial de Boxeo y Scholas Ocurrentes, una fundación del papa Francisco, J.C. celebró el respaldo hacia la juventud de México y al boxeo, un deporte que saca a muchos de la pobreza y les aleja de las adicciones.

 ​​Arriaza, por el nocaut ante Ruiz

“Ya le puse un ultimátum, tanto a Julio como a Omar, siempre lo he dicho, no porque sean mis hijos, tienen facultades, pero su indisciplina los ha llevado a tener esos altibajos”, dijo Chávez ante los medios presentes.

“Omar anda muy bien preparado, bien enfocado, con otra mentalidad, sabe del compromiso, sabe que ya estoy cansado de tantas críticas negativas hacia su persona, hacia Julio, porque llegan a la pelea, siempre hay descuidos, esto o lo otro, no tiran golpes, Omar tiene que ganar, convencer, tirar golpes y ganar bien”, apuntó.

El ‘César del Boxeo’ reiteró estar cansado de las críticas hacia sus hijos. “Estoy cansado de tantas críticas negativas hacia su persona, las redes sociales ya ven cómo son, hay cada cab... que puede poner ahí”, externó, y luego, cerró: “Les había dicho que se retiraran porque ya hasta pena daba, si llegas a la pelea y faltan 20 días y se siguen desvelando, a la hora de la pelea no rinden lo que deben rendir”.

 Cristofer: “Quería trabajar con Gustavo desde hace tiempo”

Omar enfrentará al argentino José Carlos Paz el próximo 19 de mayo en Durango, mientras que Julio, quien toma terapias con psicólogos, volvería en la segunda mitad del 2018.

“Julio está un poco pasadito de peso, pero ya está bajando, estoy contento con mis hijos porque están bien de acá (mente), gracias a Dios en estos seis meses que Julio no ha peleado ha estado viendo un sicólogo, viendo terapeutas que le están ayudando con la ansiedad que tenía y no lo dejaba dormir ni entrenar bien.

“Para fines de julio o agosto podría regresar. 168 libras, no más, Julio va a volver en 168 libras. Julio bien preparado debe pelear en 168 libras, con Canelo dio 163 y fue un sacrificio, tiene que demostrar que puede. Omar me acaba de hacer abuelo y como que lo veo más centrado, ahora como que sí va bien”, sentenció la leyenda.