•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un gol de Koke a los ocho minutos y un penalti parado por Jan Oblak, en el 77, al marroquí Faycal Fajr, acabaron con la ilusión europea del Getafe, tras el empate del Sevilla con el Betis, y dieron el triunfo al Atlético de Madrid, que se afianza en el segundo puesto de la tabla y espera la final de la Liga Europa del próximo miércoles sin lesionados.

Con la ilusión por regresar a Europa, el Coliseum Alfonso Pérez lució una de sus mejores galas para el duelo frente al Atlético. Los aficionados recibieron al equipo con cánticos y, justo antes del pitido inicial, levantaron al aire miles de cartulinas azules para decorar con un enorme mosaico las gradas del estadio.

Al Getafe le duró poco la ilusión porque el Atlético, que se presentó en el partido con un once de gala, solo tardó ocho minutos en abrir el marcador. Fue cuando Koke recibió un balón dentro del área y ajustó su disparo desde la derecha al palo largo de Guaita, que no consiguió tocarlo antes de que se alojara en las mallas.

El equipo rojiblanco, más práctico que vistoso, se dedicó a contener el juego y a aprovecharse de los errores de su rival que, con las urgencias por llegar a la portería contraria, cometió demasiados fallos en la medular.

Pese a tener la final de la Liga Europa en solo cuatro días, Simeone no reservó a su dupla atacante y Antoine Griezmann y Diego Costa formaron de inicio. El hispano-brasileño pudo marcar el segundo del Atlético a los 25 minutos con un mano a mano que sacó muy bien por bajo Vicente Guaita.

Ese fue el último acercamiento con peligro del Atlético en la primera mitad. Tampoco tuvo muchos el Getafe, que lo más cerca que estuvo de inquietar a Oblak fue con un disparo de falta de Fajr a los 31 minutos que el portero esloveno atrapó sin problemas.