•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El prospecto nicaragüense de los Medias Rojas de Boston, Roniel Raudes, forjó una apertura de calidad en su octava salida de la temporada en Clase A Fuerte, pero no contó con el respaldo ofensivo de sus compañeros y pese a que solo permitió tres carreras limpias en seis entradas completasA, cargó con la derrota del Salem Red Sox con pizarra de 6-2 ante el Lynchburg Hillcats, conjunto afiliado a la organización de los Indios de Cleveland. De esta forma, Raudes completó su tercera salida consecutiva sin conocer a victoria. 

El granadino permitió siete imparables, otorgó tres bases por bolas y ponchó a tres adversarios. Tras esta derrota, desmejoró su efectividad de 3.71 a 3.83 y dejó su récord en dos triunfos con cuatro reveses.  A lo largo de ocho aperturas y 40 episodios lanzados, Raudes ha permitido un total de 42 imparables, de los cuales solo uno es cuadrangular. En ese mismo recorrido permite 17 carreras limpias, regala 18 pasaportes y receta 27 ponches. 

Su actuación

El nica fue el sorprendido en el primer episodio, cuando sus rivales consiguieron ponerlo atrás en el marcador 1-0. Tras dominar a los dos primeros bateadores del Hillcats, Raudes le dio transferencia gratuita a Conner Capel, acción luego de la cual fue sacudido por imparables consecutivos de Li-Jen Chu y Gavin Collins. Abajo en el marcador, logró enderezarse y sacar el último out, así como completar luego el segundo episodio sin permitir más anotaciones. 

Sin embargo, en la tercera entrada, volvió a ser atacado, no de forma contundente, pero sí efectiva. Luke Wakamutso, el encargado de abrir la tanda, le negoció base por bolas, avanzó hasta la antesala gracias a elevados consecutivos de Capel y Chu, y posteriormente anotó empujado por un sencillo al jardín derecho conectado por Collins. Un episodio más tarde, la ofensiva de su equipo aprovechó el descontrol del abridor Félix Tati empataron el encuentro 2-2.

Con el desafío igualdad, se creyó en la capacidad de enderezamiento de Raudes y surgió la esperanza de verlo triunfar por tercera ocasión en la campaña. Sin embargo, en el sexto episodio, el último de su presentación, fue víctima de tres imparables, entre ellos octavo doblete de Mitch Longo. Logró terminar el episodio, pero dejó el juego perdido 3-2. Desde el dogout se mantuvo atento al desafío, seguramente esperando que su equipo lo salvara de la derrota, pero la artillería del Salem no pudo hacer más y al final perdió 6-2. 

Necesita mejorar 

En sus dos primeras temporadas en Ligas Menores, la primera en el 2015 en la Liga de Verano de República Dominicana y la segunda en el 2016 con el Greenville Drive, Roniel Raudes forjó récords positivos y aceptables promedios de carreras limpias permitidas. Incluso, en el 2016, cuando logró un balance de 7-3 y una efectividad de 2.81, fue invitado al Juego de Estrellas y fue nombrado por los Medias Rojas de Boston como el mejor lanzador de sus Ligas Menores. 

Sin embargo, el año pasado en Clase A no le fue tan bien, pues registró una foja de 4-7 y una efectividad de 4.50. Esta temporada no está viviendo un buen inicio y le urge mejorar sus números para evitar seguir cayendo en la lista de los mejores prospectos de Boston y para no frenar su avance en el a otras categorías, lo cual es clave para mantener vivo el sueño de arribar el mejor beisbol del mundo.