•   Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nunca ha dirigido a un vestuario lleno de estrellas, ha ganado pocos títulos y no tiene aún un gran nombre en el futbol mundial, pero todo ello no ha sido obstáculo para que el París SG haya hecho oficial este lunes la llegada del alemán Thomas Tuchel, exentrenador del Dortmund, al banquillo parisino la próxima temporada.

Originario de Krumbach (Baviera), de 44 años, Tuchel ha firmado un contrato por dos temporadas con el campeón francés y ya conoce su misión en el ambicioso PSG, llegar más lejos en la Liga de Campeones de lo que lo hicieron sus predecesores de la era catarí: Carlo Ancelotti, Laurent Blanc (cuartos de final) y Unai Emery (eliminado en octavos).

Elegido por el Emir

Este exjugador de un nivel muy modesto (una decena de partidos en la segunda alemana con el Stuttgarter Kickers a comienzos de los años 1990) fue recomendado por el cónsul de Catar en Alemania al clan del emir Tamim al-Thani, según el diario L’Equipe. Por lo tanto, su nombramiento no es decisión directa ni del presidente del PSG Nasser Al-Khelaïfi ni del director deportivo Antero Henrique.

Su llegada al PSG genera muchos interrogantes, sobre todo, la que se refiere a cómo serán sus relaciones con la cúpula del club. Acostumbrado a no morderse la lengua en sus declaraciones, aún es recordada su tumultuosa salida en 2017 del Borussia Dortmund por su desacuerdo con la dirección del club. Y desde entonces se encontraba sin equipo.

Tratar con megaestrellas

Otra duda es cómo acogerá el explosivo vestuario del PSG a su nuevo entrenador, cuya experiencia en el Maguncia o incluso en el Dortmund no tiene nada que ver con gestionar un grupo que no está a salvo de protagonizar otro ‘penalgate’ como el ocurrido al comienzo de temporada entre las dos grandes estrellas, Neymar y Edinson Cavani.

“Ya veremos si llega a controlar bien el vestuario, que creo que es lo más difícil en estos grandes equipos”, admitía recientemente en el canal francés SFR Sport el gabonés Pierre-Emerick Aubameyang (Arsenal), quien lo tuvo de entrenador en la época del Dortmund. “Es alguien que está un poco loco, como yo”, bromeó el delantero.

Reputado estratega

Tuchel tuvo contactos con el Bayern de Múnich para suceder a Jupp Heynckes. Este interés de uno de los grandes de Europa atestigua de la buena reputación del técnico alemán, pese a su escaso prestigio a nivel continental y un palmarés escaso (un subcampeonato alemán en 2016 y la Copa de Alemania en 2017 con el Borussia).

Una reputación que se ha ganado por sus condiciones de estratega, un “monstruo” de la táctica según el croata Niko Kovac, actual entrenador del Eintracht de Fráncfort y técnico del Bayern la próxima temporada.

También se ha ganado una buena reputación por su capacidad para hacer progresar a las jóvenes promesas del Borussia. El francés Ousmane Dembélé, ahora en el Barcelona, lo aprecia mucho. Otros como Julian Weigl o Christian Pulisic han visto aumentar su precio de mercado bajo sus órdenes.

Y su Borussia proponía un juego atractivo y espectacular. Para ganar la Copa de Alemania, el Dortmund eliminó en semifinales al gran Bayern por 3-2 al término de un partido loco. “Vamos a decir que su estilo de juego se parece un poco al de Guardiola. En todo caso, es el mismo espíritu. Le gusta tener la posesión del balón y mirando siempre hacia el ataque”, insiste Aubameyang. “Podría irle muy bien al PSG”.

“Su ambición, su gusto por el juego ofensivo y su fuerte carácter se inscriben en el estilo que siempre hemos querido dar al París Saint-Germain”, declaró el presidente parisino Nasser Al-Khelaifi al anunciar su fichaje.