•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Everth Cabrera sabe mucho de abrirse espacio rumbo a lo insospechado a base de esfuerzo y determinación, tanto como sabe de las consecuencias de no aprovechar al máximo las oportunidades que la vida ofrece. Es precisamente esa acumulación de experiencias de vida la base sobre la cual está construyendo la nueva etapa de su carrera, misma que ahora permanece vigente en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), donde actualmente atraviesa un atractivo repunte ofensivo que lo ha llevado a promediar 279 puntos, el registro más alto desde su debut con los Algodoneros de Unión Laguna el pasado 23 de marzo. 

Hace menos de un mes el pelotero nandaimeño fue cambiado a los Leones de Yucatán y el traslado parece haber beneficiado su desempeño como bateador, pues sus estadísticas han experimentado una mejoría notable. En 26 encuentros disputados con los Algodoneros, el nica forjó un average de .252 como resultado de haber conectado 26 hits en un total de 103 turnos al bate, mismo recorrido en el que anotó 12 carreras  y produjo ocho, a la vez que se ponchaba en 19 ocasiones y recibía siete bases por bolas. Del total de sus incogibles, cinco fueron dobles, dos triples y uno fue cuadrangular. 

Ahora con el uniforme de los Leones de Yucatán, con quienes ha jugado 18 encuentros, presenta un promedio ofensivo de 323 puntos gracias a que en tan solo 62 turnos ha ligado 20 cañonazos, entre los cuales aparecen tres dobletes, un triple y un jonrón. Con los felinos Cabrera anota 14 carreras y empuja 5, al mismo tiempo que recibe nueve transferencias gratuitas y se poncha 10 veces. Sus estadísticas hablan por sí solas de su mayor incidencia desde el cajón de bateo, algo que no demostró en el arranque de temporada y que en cierto momento pareció una amenaza a su continuidad en la Liga Mexicana.

Se muestra consistente

Sumando sus números con ambos equipos, se obtiene que Everth ha coleccionado 46 incogibles en 165 turnos a la lo largo de 44 desafíos disputados, por lo cual llega a la jornada de hoy con un promedio de 279 puntos, que es el registro más alto que ha conseguido hasta ahora desde que se puso en marcha la Liga Mexicana de Beisbol. Suma entre sus imparables ocho dobles, tres tripletes y dos jonrones. Así mismo acumula 26 carreras anotadas y trece empujadas, 16 bases por bolas y 29 ponches. En cuanto a las bases robadas, el nicaragüense ha salido exitoso en 11 de 15 intentos.

Hasta antes de llegar a los Leones de Yucatán, el promedio más alto que Cabrera había alcanzado fue el .252 con el que precisamente cerró su participación con los Algodoneros el 22 de abril. Dos días después debutó con los melenudos logrando una actuación de dos imparables en cuatro turnos y desde entonces se ha mostrado más consistente conectando de imparable en 13 de los 18 juegos que ha disputado, incluyendo seis partidos multihits y una racha de cinco encuentros disparando incogibles. 

Esta llamativa consistencia lo ha llevado a mostrarse más incidente con el madero, lo cual sumado a su gran defensiva (5 errores en 44 juegos), lo perfila como un pelotero útil para un equipo que actualmente lidera su grupo con un balance de 31 victorias y 14 derrotas.

Elmer sostiene su ritmo

Por su parte, el nagaroteño Elmer Reyes, jugador de los Olmecas de Tabasco en la misma Liga Mexicana, ha sido tan consistente que en la mayor parte de la temporada se ha sostenido por encima de los 300 puntos. Actualmente batea para .338 como consecuencia de sumar 49 imparables en 145 turnos oficiales a lo largo de 37 encuentros, recorrido en el que anota 16 carreras y produce 19, negocia 2 bases por bolas y se poncha 21 veces. De sus incogibles, cuatro son dobletes, uno es triple y otro es cuadrangular. 

Desde el pasado 15 de abril, cuando con una presentación en la que bateó de 6-4 elevó su promedio a .321, Elmer ha mantenido su ritmo ofensivo y el average más bajo que ha tenido es el .311 con el que cerró la jornada del 22 de abril. Reyes ha conectado de imparable en 18 de sus últimos 21 encuentros, destacándose con nueve encuentro de dos o más cohetes y una racha vigente de cuatro juegos ligando de hit.