•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Casi tres meses después de batallar con una infección que obligó a una cirugía menor, la salud del peleador puertorriqueño Prichard Colón Meléndez se encuentra estable y la familia publicó hace unos días un video en el que se le ve comunicándose con la ayuda de una computadora.

En el video, publicado por la madre de Prichard, Nieves Colón, se ve a Prichard respondiendo a través de la tecnología datos como su nombre, su lugar de residencia, su profesión, destacándose como boxeador profesional y su edad, aunque también puede tocar temas como su familia, pues en la prueba identificó a su madre, además de música y otros gustos.

“Excelente día de logros hijo, cada días estás aprendiendo más cómo usar la computadora para poder comunicarte. El personal de Brooks Rehabilitación Center tomó la decisión de tomar la historia de mi hijo para ver su progreso y tener esperanza de que cada día será mejor”, escribió la mamá de Prichard en sus redes sociales.

Pero no es en lo único que Prichard trabaja, pues continúa con la rehabilitación física, de acuerdo con otro reporte de la familia. “Hiciste excelente en la terapia en Jacksonville. Llegando a casa y todavía después de un estiramiento que le hice, quiso hacer ‘solitos’, como le digo yo. Gracias a todos por sus oraciones, Dios les bendiga”, escribió Nieves.

En el video se aprecia a Prichard haciendo ejercicios de fuerza para poder moverse hacia adelante y hacia atrás en una silla de ruedas especial. Hace unas semanas se le vio a Prichard también caminar, por primera vez en dos años, con asistencia de una máquina especial, motivo por el que la familia mantiene la esperanza de que siga su recuperación.

De acuerdo con los médicos, hace un año el estado de Prichard era vegetativo persistente y que no estaba consciente, así que no podía responder por sí mismo, motivo por el que tenía que estar bajo el cuidado de alguien durante las 24 horas del día; sin embargo, poco a poco ha mostrado evolución sustancial para el peleador.

Por lo pronto, hoy Prichard sigue en la batalla y a través de la computadora ya puede decir que se llama Prichard Colón Meléndez, que tiene 25 años, que es boxeador profesional, que vive en Winter Park y hasta que a veces su familia lo vuelve un poco loco.