•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras suspender y reprogramar la fecha de la final de torneo de Clausura en cuatro ocasiones, producto de la crisis social que atraviesa Nicaragua, la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf) atendió la solicitud de la Liga Primera y otorgó una prórroga de diez días a los clubes Real Estelí y Walter Ferretti y a la Liga, para que Nicaragua defina al campeón del torneo que se unirá al Club Deportivo Walter Ferretti como representantes de Nicaragua en la Liga Concacaf edición 2018-2019.

La prórroga fue dada a conocer ayer en un comunicado emitido por Liga Primera a través de sus redes sociales. En el comunicado se aclara que Concacaf autorizó la participación de los clubes involucrados en la final del Torneo Clausura 2018 (Diriangén FC y Real Estelí FC) para que acompañen al campeón del Torneo Apertura 2017 (CD Walter Ferretti) en el sorteo de la Liga Concacaf 2018 y el Taller de Instrucción a efectuarse en Miami los días 23 y 24 de mayo.

Dicha disposición es para que ambos clubes conozcan los rivales que enfrentarán en caso de ganar la final del Clausura y conozcan los pormenores del torneo.

Según José María Bermúdez, presidente de Liga Primera, se están estudiando posibles escenarios para la realización de la final sin poner en riesgo la integridad física de jugadores, cuerpo técnico, árbitros y aficionados. Entre las probabilidades que se ha planteado la Liga, está que los encuentros se realicen por la tarde y no por la noche, además se considera la posibilidad de que la final arranque el domingo 20 de mayo.

La seguridad es primero

“Nosotros estamos claros que el país está pasando por una situación social que no es la idónea, pero también hay que considerar que los equipos tienen una inversión, donde tienen proyectados unos pagos de planillas y lógicamente para ellos son importantes los compromisos que se han adquirido con los jugadores y, entre más se alarga esto, tienen mayor costo y hasta pueden quedar mal con los mismos jugadores, a eso hay que sumarle que la situación está muy difícil con respecto a los patrocinios y la verdad nos vemos perjudicados todos”, afirma Bermúdez.

Según el dirigente, la intensión es no perder un puesto en la Liga Concacaf, y con la prórroga que dio la entidad rectora del futbol en Norteamérica, Centroamérica y el Caribe, esperan que la final se lleve a cabo antes de la fecha tope que se fijó para el 31 de mayo. “Si de aquí al plazo que tenemos no se logra hacer la final, como está establecida, pues lo únicos perjudicados y los que vamos a salir perdiendo van a ser, primero, los equipos que son los que han invertido todo este tiempo hasta llegar hasta donde están y, segundo, Nicaragua como país, que vamos a perder una plaza en Liga Concacaf, que al final de cuentas es una vitrina para nuestros jugadores, equipos y el futbol nacional, para lograr hacerse notar en el extranjero”, finalizó.