•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Rommel Caballero está listo para regresar al ring con mucha actividad en menos de un mes. El prospecto nica-estadounidense, quien es entrenado por su padre Marcos Caballero, tendrá dos combates prácticamente consecutivos, el primero es el 23 de mayo y posteriormente verá acción el 14 de junio. 

Caballero debutó profesionalmente el pasado 12 de abril en el Fantasy Springs Casino, en Indio, California, donde empató con el mexicano Erick Rodríguez. Ahora buscará su primera victoria el 23 de mayo en el Loews Santa Mónica Beach Hotel y el 14 volverá a pelear en casa, en el mismo escenario donde comenzó su caminar en el boxeo rentado. El muchacho todavía no tiene rivales confirmados.

“Rommel es muy joven y el plan es hacerle los dos combates”, le dijo Robert Díaz de Golden Boy Promotions al colega Danny Espinoza, quien reside en Los Ángeles y está continuamente en contacto con Díaz y la familia Caballero. “El tiempo apremia y vamos a prepararnos para estar al 100 en ambas peleas y dar un gran espectáculo”, expresó Caballero, padre y entrenador del púgil.

Randy no mejora

Respecto a Randy Caballero, hermano de Rommel, la situación respecto a su físico es compleja. Las molestias en el talón derecho de su pie no tienen fin. El excampeón mundial de peso gallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) está en terapia, sin embargo, su papá dice que “no mejor, el dolor continúa, él trata de entrenar, va al gimnasio un rato pero, qué va, se siente mal”.

Según el entrenador, Randy podría someterse a una cirugía. “Todo indica que van a reconstruirle las plantas de los dos pies porque él es pie plano, pero vamos a esperar qué pasa en las próximas semanas con las terapias”, señaló Caballero padre.