•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El judoca nica, Luis Montes, quien en diciembre del año pasado ganó una medalla de oro en los Juegos Centroamericanos Managua 2017 en la categoría de 55 kg, lleva cuatro meses y medio preparándose para uno de los retos más grandes de su carrera: los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, que darán inicio el 19 de julio de este año en el país suramericano.

Montes es consciente de que Barranquilla es un escalón más para concretar un proyecto que la Federación Nicaragüense de Judo, en conjunto con la empresa japonesa Yasaki, han estado tratando de llevar a cabo y que consiste en apoyar a dos atletas nacionales para que puedan ganar puntos en el ranking mundial de judo, para lograr llegar hasta los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Por ello, el atleta comenzó a entrenar desde el 15 de enero, para dar una buena actuación en los Centroamericanos y del Caribe. “Hasta el momento considero que mis entrenamientos han estado bien, a pesar de las dificultades que está pasando el país; la ventaja es que yo tengo una escuela que es parte de la Alcaldía y ahí también me sirve para prepararme, entonces ahorita que se han cancelado los entrenamientos de la selección yo me he estado entrenando por mi cuenta”, asevera Montes.

“Estamos esperando que por parte de la federación y de la empresa japonesa Yasaki, las gestiones para que nos envíen al centro de alto rendimiento en México, donde nos reconcentramos durante los pasados Juegos Centroamericanos de Managua, donde se supone que vamos a estar aproximadamente un mes y medio, y partir luego a Barranquilla y llegar en la mejor forma al evento”, confirma el atleta.

Cuatro “monstruos” 

El judoca confirmó que en Barranquilla los rivales más fuertes son República Dominicana, México, Colombia y Cuba, afirmando que hace poco participó en un campeonato Panamericano y el rival Dominicano era el más fuerte de la competencia, aunque alega que si su preparación en el campo de entrenamiento en México se concreta, será capaz de “sacarle la pelea”.

Montes dedica cinco días a la semana a entrenar (de lunes a viernes), con rutinas de cinco horas cada día, divididas en dos horas por la mañana, dos por la tarde y una por la noche. “Estoy dedicándome en lleno al entrenamiento porque sé que esa competencia (Juegos Centroamericanos y del Caribe) es de más exigencia y que los atletas van a llegar superpreparados y tengo que enfrentarlos con seriedad y responsabilidad”, menciona.

La meta de Montes para los Juegos de Barranquilla es conseguir, por lo menos, una medalla de plata, lo que implica llegar a la final, “aunque si se puede, me gustaría colgarme el oro, pero tengo que ver cómo me va con el sorteo que se haga, esperando que me favorezca y que el rival más fuerte quede en otro grupo”, finalizó Montes.