•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En busca de una victoria que le permitiera igualar a su compatriota Juan Marichal en el segundo puesto de los latinos más ganadores en Grandes Ligas con 243 triunfos, el veterano lanzador dominicano Bartolo Colón se encontró con la derrota 178 de su carrera de 21 temporadas en el mejor beisbol del mundo. El pistolero que el próximo 24 de mayo cumplirá 45 años de edad no pudo sostenerse de pie ante el poderío ofensivo de los Yanquis, quienes en 5.1 episodios le produjeron seis carreras limpias gracias a un ataque de ocho imparables, entre ellos cuatro jonrones. Tras esta presentación Bartolo dejó su récord del 2018 en 2-2 y su efectividad desmejoró a 3.51.

El derecho dominicano recibió doblete del primer bateador que enfrentó en la apertura del encuentro, Brett Gardner, pero pronto puso las cosas en su logar dominando en fila a los peligrosos bombarderos Aaron Judge, Giancarlo Stanton y Didi Gregorius. Sin embargo, en el segundo episodio se encontró con la fatalidad, pues sus rivales lo atacaron con tres imparables y tres carreras. El también jonronero Gary Sánchez le abrió la tanda con un sencillo al central, luego de lo cual retiró en orden a Aaron Hicks y a Tyler Austin, no obstante, cuando parecía tener todo bajo control, apareció Neil Walker con un doble para empujar la primera carrera del encuentro y acto seguido el novato Glayber Torres lo sacudió con un cuadrangular de dos carreras. 

En el cierre del mismo segundo episodio, los Vigilantes se acercaron 3-1 por medio del jonrón 14 de Joey Gallo en lo que va de la temporada. Con desventaja de dos carreras y con su equipo enviando señales de tener lo necesario para respaldarlo, Bartolo enfrentó el tercer inning con tal autoridad que no le dio libertades a Stanton, Gregorius y Sánchez, a quienes dominó en inofensivos roletazos dentro del cuadro. Sin embargo, una entrada más tarde, Walker volvió a descifrarlo y esta vez lo hizo con tanta fuerza que hizo viajar la bola más allá de los límites del bosque derecho para poner el juego 4-1. 

Desperdicia respaldo

Viéndolo tan vulnerable ante la ferocidad ofensiva de los Yanquis, se creyó entonces que su recorrido en el encuentro sería corto, pero cuando todo pintaba color de caos para Colón, salió a luz la ofensiva de los Vigilantes sacándole provecho al descontrol de Masahiro Tanaka, quien tras darles bases por bolas consecutivas a Jurickson Profar y a Joey Gallo, fue estremecido por el primer jonrón del año de Rougned Odor que sirvió para mover la pizarra a 4-4.  

Con el partido en un nuevo contexto y la posibilidad del triunfo restaurada, Bartolo salió al quinto inning y tan rápido como un parpadeo Aaron Judge con otro bambinazo de cuatro bases lo puso atrás en el marcador 5-4. Una vuelta más tarde, el dominicano abandonó el montículo tras recibir el segundo jonrón de la noche del bien valorado prospecto Gleyber Torres, quien tenía poco más de tres meses de edad cuando Colón debutó en Grandes Ligas a los 23 años el 24 de abril de 1997. 

Tras la salida de Colón, los Yanquis ampliaron su ventaja a 8-4 y los de Texas solo pudieron acercarse a 8-5, marcador que aumentó a 10-5 pues los Mulos anotaron dos carreras en la apertura del noveno episodio.