•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Trece días después de su última aparición y recuperado de las ampollas en los dedos índice y medio de su mano derecha que lo hicieron perderse una apertura, el prospecto nicaragüense Jonathan Loáisiga volvió al montículo y tras una labor de tres episodios de cinco imparables, una carrera limpia, una base por bolas y dos ponches, salió sin decisión y desmejoró se efectividad de 1.80 a 2.08, registro que es resultado de permitir cinco anotaciones en 33 innings lanzados. 

El único daño sufrido por Loáisiga, valorado como un prospecto destacado en la organización de los Yanquis de Nueva York, fue en el primer episodio, cuando tras permitir el imparable de Andrew Calica y darle pasaporte gratuito a Willi Castro, sufrió el cañonazo remolcador de carrera conectado por Connor Marabell. En el segundo inning, pese a que Sam Haggerty le abrió la tanda con un sencillo al jardín central, logró salir ileso gracias a que dominó en fila a Sicnarf Loopstok y a Tyler Kriegger, justo antes de que Haggerty fuera atrapado mientras intentaba robar la segunda almohadilla. 

Se despide

En su última entrada de labor, el pinolero volvió a ser descifrado por Calica, quien le conectó un incogible hacia el bosque central, sin embargo, no atravesó mayores complicaciones, pues retiró en orden a Willi Castro, Joe Sever y Bobby Bradley, a quien puso fuera por la vía de los strikes. El nicaragüense salió del encuentro dejando al Trenton abajo en la pizarra 1-0, sin embargo, su equipo le dio vuelta a la pizarra 2-1 en el sexto y lo dejó sin decisión.

Tras esta presentación, Loáisiga llegó a 36 hits permitidos, cuatro bases por bolas otorgadas y cuarenta ponches propinados. A lo largo de siete aperturas en la actual temporada de Ligas Menores, sumando su trabajo en Clase A Fuerte y en Doble A, el nicaragüense presenta un récord de 4-0. Jonathan está dando su mayor esfuerzo de cara a seguir creciendo en la organización y en un futuro convertirse en el primer nicaragüense en debutar en Grandes Ligas con los Yanquis, franquicia histórica del mejor beisbol del mundo.