•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Miembros del equipo de Gennady Golovkin sostuvieron una reunión con representantes de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y en 10 días más le darán la postura sobre si le permiten una pelea opcional más o tendrá que hacer la pelea mandatoria, pues de acuerdo con un par de fuentes cercanas al equipo del kazajo y del mexicano Canelo Álvarez, las charlas ya comenzaron para un posible segundo enfrentamiento.

El martes, Tom Loeffler de GGG Promotions se reunió con ejecutivos de la FIB, pues hace tiempo que buscan vía libre para ir a la segunda batalla con Canelo Álvarez en septiembre próximo con todos los títulos en juego, es decir, el de la FIB, el de a Asociación Mundial de Boxeo y el del Consejo Mundial de Boxeo.

La FIB ordenó a Golovkin hacer la defensa mandatoria ante Serhiy Derevyanchenko antes del 3 de agosto, para poder mantenerle como campeón, eso después de que le permitieron hacer una defensa en contra del armenio Vanes Martirosyan el pasado 5 de mayo en California, cuando se cayó la pelea con Canelo Álvarez programada para ese mismo día, pero en Las Vegas.

Después de mostrar su postura, entonces GGG deberá aguardar por la decisión de la FIB en un lapso no mayor a 10 días, aunque mientras tanto un par de fuentes cercanas confirmaron que las pláticas para la segunda batalla entre Canelo y Golovkin comenzaron entre los representantes de Gennady y de Saúl, Golden Boy Promotions.

La principal intención de Golovkin y de Canelo es pelear el próximo 15 de septiembre, y no se ha descartado la opción de hacerlo en el AT&T Stadium, casa de los Dallas Cowboys, aunque se sabe que la T-Mobile Arena de Las Vegas lleva ventaja por encima de cualquier opción, incluido el Madison Square Garden de Nueva York.

La deuda queda pendiente para ambos después del empate que protagonizaron en septiembre pasado ante más de 21 mil fanáticos en Las Vegas, y sobre todo después de que los problemas por niveles bajos de clembuterol del mexicano le ocasionaran una suspensión de seis meses por parte de la Comisión Atlética de Nevada.

Si bien no percibió los millones que esperaba ante Canelo, Golovkin no se quedó sin pelear y noqueó en dos rounds a Martirosyan para llegar a 20 defensas del cetro mundial, empatando la marca de Bernard Hopkins, en la división de los medianos, mientras que Álvarez aprovechó para someterse a una cirugía menor en una rodilla.