•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ahora sí, Rommel Caballero saboreó las mieles de su primer triunfo en el boxeo profesional. Tras empatar en su debut contra Erick Rodríguez el 12 de abril, el peleador nica-estadounidense, venció al mexicano Daniel Bastien por decisión unánime la noche del miércoles en el Loews Santa Mónica Beach Hotel, California.

A pesar de la desventaja de peso, pues Bastien marcó más de 135 libras en el pesaje del martes, Caballero se impuso sin problemas, haciendo alarde de su boxeo técnico, y ejecutando combinaciones, sin embargo, en algunos momentos el muchacho no supo destrabarse de los amarres del azteca, pecó de falta de malicia y eso es parte del aprendizaje que debe ir adquiriendo. La idea de Rommel era imponerse por nocaut, pero fue imposible contra un peleador que subió al ring convertido en un peso welter. 

“Estamos muy contentos que Golden Boy esté dándole muchas peleas a Rommel y vamos a prepararnos mucho mejor para la próxima pelea. Las cosas no salieron como queríamos esta noche (miércoles) porque queríamos terminar rápido pero Daniel estaba muy pesado y nos toca una dura pelea en poco tiempo”, dijo Marcos Caballero, padre y entrenador de Rommel. 

Rommel tendrá que regresar inmediatamente al gimnasio Lee Sandoval en Coachella, pues ya tiene programado otro compromiso para el 14 de junio contra un rival por confirmar. Al igual que su hermano Randy Caballero, quien fue campeón mundial 118 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), Rommel está siendo promovido por la poderosa empresa Golden Boy Promotions.

Caballero tiene un futuro prometedor en las 130 libras, sin embargo, habrá que esperar como se desarrolla. Todo estará en dependencia del compromiso en esta nueva etapa de su carrera.