•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Puede que no sean los centrocampistas más talentosos, pero son el corazón del Liverpool: Jordan Henderson y James Milner volverán a ocupar la cabina de mandos de su equipo contra el Real Madrid el sábado en la final de la Liga de Campeones.

Respectivamente capitán y vicecapitán de los Reds, los dos encadenan actuaciones de alto nivel en el sistema de Jürgen Klopp. Por supuesto, Mo Salah, Roberto Firmino y Sadio Mané brillan por delante, pero si el Liverpool está triunfando en la máxima competición del futbol continental, también es gracias a ellos.

“Están aquí porque son realmente buenos, no porque sean ingleses o británicos”, explicó Klopp en abril. “Pero si tienes dos jugadores del mismo nivel y uno es inglés y el otro viene de otro lado, siempre optaré por el inglés. Mantienen el buen humor y conocen la historia del club”, insistió Klopp a propósito de los dos centrocampistas. “Pero tenemos chicos fantásticos de todo el mundo y les encanta el club. Roberto Firmino tiene ‘el corazón Liverpool’, pero los británicos lideran el grupo”.

Gracias a las lesiones

“Por separado, el dúo Henderson-Milner no llamaría demasiado la atención por sus habilidades futbolísticas, pero (...) Milner y Henderson son el motor de pistón perfecto detrás de los silbatos, las chispas y el vapor de este ataque espectacular”, describe The Guardian.

La cascada de lesiones en el centro del campo de los Reds obligó a los pivotes a jugar más adelantados. Sin Alex Oxlade-Chamberlain, Emre Can y la difícil puesta a punto de Adam Lallana, Klopp no tuvo tiempo para hacer floritura.

Henderson y Milner asumieron el desafío, adquiriendo más responsabilidad y encadenando minutos. Para la prensa inglesa, gracias a ellos también el técnico alemán ha cosechado este éxito europeo. Para The Guardian, la pareja es “un elemento vital de tranquilidad en el corazón del ciclón ofensivo”.

Su capacidad para cubrir cualquier metro cuadrado del césped, para meter la pierna fuerte pero con limpieza y para lanzar el formidable trío Mané-Firmino-Salah tiene un efecto maravilloso. Henderson, integrante de la selección de Inglaterra, admitió haber protagonizado un gran progreso bajo la influencia de Klopp. A los 27 años, asume un papel un poco más defensivo, pero es sobre todo Milner quien impresiona.

A los 32 años, acaba de batir el récord de asistencias en una campaña de la Champions League con nueve pases de gol, superando a Neymar (8 con el Barcelona en la 2016-2017) y a Wayne Rooney (8 con el Manchester United en la 2013-2014).

Tractor soviético

“Queda Milner, una persona entrañable, tenaz y obediente que en cada carrera recorre todo el terreno de juego como un tractor soviético que ara su campo hacia el horizonte”, comenta con humor The Guardian, antes de deshacerse en elogios. “Milner sabe dónde colocarse, dónde cubrirse, está libre del ego creativo que podría llevarlo a galopar en la parte equivocada del campo”.

Su actual estado de forma empujó a los tabloides a exigir que el polivalente futbolista regrese de su retiro internacional. Pero Milner no irá a Rusia. Él estará satisfecho con Ucrania. Henderson estará con los ‘Tres Leones’ en el Mundial. Pero no piensa en eso todavía. Obsesionado por la derrota (3-1) en la final de la Europa League contra el Sevilla hace dos años, el medio inglés no quiere esta vez desaprovechar la oportunidad.

“Obviamente estábamos muy bajos de moral, pero cuando volvimos al hotel, el entrenador tuvo algo que decirnos”, recuerda. “Analizó la situación globalmente, pensando en el futuro y sintió que podría ser un gran momento en nuestras carreras para aprender. Tenía ese tipo de visión que me hizo pensar que estaríamos compitiendo por otra final”, apunta.

“Quería utilizar la experiencia de esa final para mantenernos unidos y usarla como un elemento positivo”, continúa Henderson, “si llegamos a otra final, estaremos listos”. No hay necesidad de calentar el motor Liverpool, está con una buena temperatura.