•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

ESPN 

Jack Johnson, el primer hombre negro en convertirse en campeón mundial de peso pesado, fue perdonado póstumamente este jueves por el presidente Donald Trump por una condena de 1913 por violar la Ley Mann.

Trump había dicho en abril que estaba considerando el perdón después de recibir una llamada del actor Sylvester Stallone, ya que los pedidos anteriores a los presidentes por parte de celebridades y legisladores habían fallado.

Johnson, quien terminó con un récord de 73-13-10 y fue incluido en el Salón de la Fama del Boxeo internacional en 1990, ganó el campeonato no oficial de peso pesado negro en 1903 con una decisión de 20 asaltos sobre Denver Ed Martin.

Pero debido a su color, a Johnson se le negó repetidamente la posibilidad de pelear contra Jim Jeffries por el campeonato de peso pesado. Jeffries, quien había ganado el título en 1899, se retiró como campeón en 1904 aún invicto en 19-0-2.

Marvin Hart sucedió a Jeffries como campeón al noquear a Jack Root en julio de 1905 en una pelea por el título vacante. Unos meses antes, Hart había derrotado a Johnson en una decisión de 20 asaltos, uno de varios combates sin título que Johnson tuvo con boxeadores blancos.

Hart perdió su título al año siguiente ante el boxeador canadiense Tommy Burns, quien en 1908 acordaría pelear contra Johnson en Sydney, Australia. Johnson venció por KOT a Burns en el 14° asalto en diciembre de 1908 para convertirse, a la edad de 30 años, en el primer hombre negro en ganar el campeonato mundial de boxeo de peso pesado.

Johnson, nacido en Galveston, Texas, en 1878, y el hijo de exesclavos, disfrutó mostrando las riquezas que su habilidad boxística le valió. Ese estilo de vida extravagante, una inclinación por burlarse de los oponentes en el ring y sus relaciones con mujeres blancas enfureció a los blancos en todo el país.

Ya había defendido su título en cuatro ocasiones cuando Jeffries, el último apodado “The Great White Hope” --más tarde el título de una obra de teatro y una película basada en la vida de Johnson-- salió de su retiro para finalmente enfrentar a Johnson. Pero en la “Pelea del siglo” en Reno, Nevada, Johnson dominó al tomar un nocaut técnico en el décimoquinto asalto en julio de 1910, un resultado que llevó a disturbios raciales mortales en todo el país.

Mientras que Jeffries ya había superado su mejor momento, el excampeón admitió: “Nunca hubiera podido derribar a Johnson en mi mejor momento. No podría haberlo golpeado. No, no podría haberlo alcanzado en 1,000 años”.

El Departamento de Justicia de los EE. UU. comenzó a investigar a Johnson por violaciones de la Ley Mann poco después de que se convirtiera en ley en 1910. La ley convertía en delito el transporte a través de las fronteras estatales “a cualquier mujer o niña con fines de prostitución o libertinaje o cualquier otro propósito inmoral”.

El objetivo de la Ley Mann era detener el tráfico sexual humano, pero el amplio lenguaje permitía que se utilizara para enjuiciar a los hombres por relaciones prematrimoniales, extramatrimoniales e interraciales, aunque fueran consentidas.

En octubre de 1912, la madre de Lucille Cameron acusó a Johnson de secuestrar a su hija. Pero el Departamento de Justicia no pudo presentar un caso porque Cameron no fue una testigo cooperativa. Se casó con Johnson más tarde ese año, la segunda de tres mujeres blancas para convertirse en su esposa.

El Departamento de Justicia posteriormente presentó un caso contra Johnson con la cooperación de una exnovia, Belle Schreiber, y en mayo de 1913 fue condenado por un jurado compuesto exclusivamente por blancos por la violación de la Ley Mann. Un mes después, fue sentenciado a un año y un día en la cárcel.