•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presente de Roniel Raudes, prospecto nicaragüense de los Medias Rojas de Boston, no es congruente con las expectativas que se tejieron alrededor de él previo al inicio de la actual temporada de Ligas Menores. Su balance de dos victorias y cuatro derrotas con una efectividad de 3.83 está lejos de ser la cifra que lo haga figurar como aquel prospecto que impactó en el 2016 y que incluso fue considerado el mejor de su organización ese mismo año. Hoy en día se encuentra en un panorama adverso y le urge recuperar su nivel, es por eso que esta mañana (10:00 a.m.), en su novena apertura del año, buscará una victoria que le permita abandonar el sombrío contexto que atraviesa. 

Raudes se presenta al desafío de hoy, después de estar aproximadamente una semana en la lista de inhabilitados como consecuencia de una dolencia en el codo. Recuperado plenamente, el pistolero de origen granadino se declara listo para enfrentar, desde la colina de los Medias Rojas de Salem, a las Rocas Azules de Wilmington, equipo Clase A Fuerte de los Reales de Kansas City. Roniel, ubicado en el puesto 22 de los 30 mejores prospectos de la organización de Boston, llega urgido de una victoria que le ayude a ponerle fin a una recha de tres derrotas consecutivas. El nica no se saluda con el triunfo desde  el 27 de abril, cuando lanzó seis episodios en blanco ante los Pelícanos de Myrtle Beach.

Apuesta a ser respaldado

Si bien es cierto Raudes ha perdido sus tres últimas aperturas, no puede obviarse que solo en una de ellas ha lucido verdaderamente decepcionante y fue en la del 3 de mayo ante el Frederick Keys, equipo frente al cual tiró 3.1 episodios de tres carreras limpias. Luego, en sus dos posteriores actuaciones, la primera ante el Winston Salem-Dash y la segunda contra el Lynchburg Hillcats, ha trabajado seis entradas completas de tres anotaciones, forjando lo que en materia de picheo se denomina aperturas de calidad. Pese a esto, no ha podido ganar por la falta de respaldo ofensivo de su equipo, debilidad que espera no le afecte en su actuación de esta noche, pues le urge ganar para que sus registros no sigan siendo mal vistos.

A lo largo de ocho aperturas, Roniel acumula 40 episodios lanzados, en los que permite 42 imparables (1HR), 18 carreras (17 limpias), otorga 15 bases por bolas, poncha a 27 rivales, y sus oponentes le batean para promedio ofensivo de 273 puntos. Raudes necesita empezar a demostrar con buenas estadísticas que puede establecerse y superar el nivel Clase A Fuerte de Ligas Menores, y esto porque desde el año pasado cuando ascendió a esta categoría, no ha conseguido el mismo impacto del 2016. Sumando sus números del 2017 y de lo que va del 2018, se obtiene que el sultaneco presenta un récord de 6-11 y una efectividad de 4.33, números que lo han hecho descender entre los mejores prospectos de su organización, pues llegó a estar en el puesto 11. El potencial y los recursos los tiene para demostrar que puede seguir avanzando, pero quizá le falte una mayor cuota de enfoque que lo ayude a mostrarse evolucionado.