•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hasta antes de ayer parecía una misión imposible fabricarle más de una carrera al gran prospecto nicaragüense de los Yanquis de Nueva York, Jonathan Loáisiga, pues durante sus cuatro aperturas de este año en Clase A Fuerte y sus tres primeros trabajos como abridor en Doble A, solo una vez habían podido producirle par de anotaciones, lo que hacía verlo como un tirador inmune a los desbordes ofensivos de sus rivales. Sin embargo, en horas de la tarde de ayer, la artillería del Erie SeaWolves, equipo afiliado a la organización de los Tigres de Detroit, lo sacudió con un ataque de seis imparables, incluyendo dos jonrones, y un total de cuatro carreras. Pese a esto, el nica logró salir airoso por segunda ocasión desde que llegó a Doble A y por quinta vez en la actual campaña de Ligas Menores. 

Loáisiga, quien permanece invicto en ocho aperturas en este 2018, mostró desde el inicio del juego una versión de su picheo pocas veces vista a lo largo de la presente campaña. Su equipo le dio ventaja de una carrera en la parta alta del primer inning, no obstante, en el cierre, permitió imparables consecutivos de Will Maddox y Josh Lester, para luego ser víctima de un roletazo impulsador de carrera conectado por Dominic Ficociello. En el siguiente episodio, el artillero Chad Sedio, encargado de abrir la tanda, lo sacudió con un cuadrangular por el jardín derecho que puso el juego 2-1.

Sale del apuro

En la tercera entrada volvió a recibir el respaldo ofensivo de su novena, pues Trey Amburgey empató el desafío con un trancazo de cuatro bases por la pradera central. Sin embargo, en la parte baja del mismo inning, un Loáisiga que daba la impresión de no ser el mismo de sus salidas anteriores, volvió a ser descifrado por Maddox, quien lo puso en desventaja con un bambinazo por la zona del bosque derecho. Nunca antes en lo que va de la campaña actual, algún equipo le había conectado dos cuadrangulares en un mismo juego el veloz tirador pinolero y solo una vez había permitido más de una carrera (2) en un solo desafío.

Tan solo un capítulo más tarde, su equipo lo rescató de la derrota y con un ataque de cinco imparables le dio vuelta a la pizarra 5-3. Él, como intentando agradecer el apoyo recibido, retiró en orden a los tres rivales que enfrentó, incluyendo a dos por la vía de los strikes. Luego, en la quinta ronda, su última en la colina, permitió que sus rivales recortaran distancia a través de un doblete de Arvicente Pérez y un sencillo de Sergio Alcántara. Para su fortuna, los tres relevistas que aparecieron tras él fueron efectivos y consiguieron mantener el 5-4 favorable hasta el final de juego. 

Sus números

De esta forma, mejoró su balance a 2-0 y dejó su efectividad en 3.50 como resultado de admitir siete carreras limpias en 18 episodios lanzados en la categoría Doble A. Si se toma en cuenta su actuación en Clase A Fuerte, se obtiene que en la presente campaña del 2018, Loáisiga tiene balance de 5-0 en ocho aperturas, con una efectividad 2.37 por permitir 10 anotaciones limpias en 38 entradas completas, recorrido en el que soporta tres jonrones, otorga cuatro bases por bolas y poncha a 46 adversarios.