•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La presente campaña de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) ha sido un rotundo éxito para los Leones de Yucatán, el equipo en que milita el campo corto nicaragüense Everth Cabrera, quien desde que llegó a la tropa felina se convirtió en un bateador de cuidado para los pícheres rivales.

La temporada podría concluir de la mejor manera para el nica y su conjunto, pues hoy iniciarán una serie de playoffs al mejor de siete juegos contra los Bravos de León;  y de imponerse, como los pronósticos lo indican, avanzarían a la Serie de Campeonato (semifinales), el último paso hacia la Serie del Rey (final), que es donde se define al monarca del primero de los dos campeonatos en los que se divide la LMB. 

Los Leones de Yucatán presentaron el mejor balance de la temporada regular de la LMB al registrar 40 victorias en 57 juegos para un porcentaje de .702, lo que convierte a este equipo en la mejor versión en la historia de la franquicia.

Cabrera, exjugador de Grandes Ligas con los Padres de San Diego y los Orioles de Baltimore, fue parte de esta gran actuación de los yucatecos, pues desde su arribo al conjunto el 24 de abril proveniente de los Algodoneros de Unión Laguna, con quienes inició la temporada, presentó una llamativa mejoría ofensiva que incluso terminó promediando 330 puntos en 29 juegos con los melenudos. 

Deben imponerse

La tropa felina, que a lo largo de 57 duelos conectó 568 imparables, entre ellos 32 de Cabrera, llega a la Serie de Playoff con la etiqueta de favorita para imponerse a los Bravos de León, quienes clasificaron a esta ronda luego de vencer en el Juego de Eliminación a los Pericos de Puebla.

Es más, el equipo de Everth, dueño del mejor picheo de la LMB al lanzar colectivamente para 3.95, es candidato a quedarse con el título del primero de los dos campeonatos que incluye la Liga Mexicana, pues a lo largo de la temporada regular demostraron ser el mejor de los 16 equipos participantes.

Si los Leones y Cabrera consiguen salir airosos de la Serie de Playoff, en la que se enfrentan el primero contra el cuarto y el segundo contra el tercero de cada una de las dos zonas (sur y norte) en las que se fracciona la LMB, el siguiente reto será la Serie de Campeonato, misma en la que según el sistema de competencia se miden los dos ganadores de la Serie de Campeonato de cada zona.

Una vez superada esta prueba, los de Yucatán, que pertenecen a la zona sur, deberán enfrentarse al mejor equipo de la zona norte en una final al mejor de siete juegos y que se denomina Serie del Rey. De tal forma que Cabrera y compañía necesitan ganar 12 desafíos para alcanzar la cima del beisbol mexicano.

Solo Everth

De los dos nicaragüenses que tuvieron acción en este primer campeonato de la LMB, solo Everth estará en la postemporada, pues el equipo de Elmer Reyes, los Olmecas de Tabasco, terminó la temporada regular con balance de 24 victorias con 33 reveses, récord que lo relegó al sexto puesto en la zona sur, muy lejos de optar a la clasificación. Por encima de esto debe destacarse el gran trabajo de Elmer, quien en 39 juegos bateó para .363, conectó 70 imparables (9 dobles, 2 triples, 1 jonrón), anotó 25 carreras y empujó otras 27.

Por su parte, Cabrera, quien sueña con la posibilidad de ser campeón, promedió 290 puntos sumando su actuación con los Algodoneros y los Leones en la campaña regular, a la vez que conseguía 58 imparables en 55 juegos, acumulando entre sus incogibles 9 dobles, 4 triples y dos jonrones. Cabrera, quien tuvo un mal inicio de temporada y luego logró enderezarse, anotó 32 carreras, empujó 16 y se robó 13 bases en 17 intentos.