•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En su regreso a la titularidad con los Rojos de Cincinnati, el infielder nicaragüense Alex Blandino no ha lucido fiero en el cajón de bateo, al contrario, ha dado la impresión de ser un artillero sumiso ante el picheo rival.

El pasado martes conectó un imparable en cuatro turnos oficiales y ayer, en el duelo que su equipo le ganó 7-4 a los Diamondbacks de Arizona, se fue en blanco en cuatro visitas al plato, actuaciones que lo han llevado a bajar su promedio ofensivo hasta los 256 puntos.     

En estos últimos dos encuentros, en los que ha sido ubicado como primer bate en la alineación y como defensor de las paradas cortas y de la segunda base, Blandino se ha ponchado dos veces en cada partido, llegando a 26 ponches en 40 desafíos, mismo recorrido en el que ha conectado 23 imparables, entre ellos tres dobles y un cuadrangular. El pelotero de padre chontaleño anota 10 carreras y empuja cinco en lo que va de su primera temporada en el mejor beisbol del mundo. 

Su accionar

El originario de Palo Alto, California, falló en un roletazo inofensivo al pícher en su primer turno ante el abridor Patrick Corbin en la parte alta de la primera entrada. En parte baja de ese mismo episodio, los de Arizona atacaron con cuatro imparables, entre ellos un doble y un jonrón, al tirador de los Rojos Sal Romano para forjar una ventaja tempranera de 3-0. Blandino volvió al cajón de bateo en el tercer episodio y esta vez sucumbió por la vía del ponche ante Corbin, quien más tarde fue testigo de cómo su ofensiva le respaldaba ampliando su ventaja 4-0.

Alex registró su tercera visita al plato en el quinto inning y fue obligado a fallar al jardín derecho. Para entonces, el juego estaba empatado a cuatro carreras por bando, pues en el cuarto episodio los Rojos atacaron a Corbin con tres cañonazos, sobresaliendo el cuadrangular con las bases llenas de Adam Duvall. Posteriormente, en su último turno, Blandino se ponchó ante los envíos del derecho Fernando Salas. Los Rojos al final se impusieron 7-4 y de esta forma mejoraron su récord a 20 victorias con 37 derrotas.