•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ramiro Blanco no pudo dar un golpe de autoridad en Suiza que impulsara su carrera internacional. Volvió a perder en el extranjero, esta vez ante Patrick Kinigamazi, un peleador con pegada de algodón pero con una gran experiencia y un arsenal de mañas, suficientes para enredar a sus rivales en la telaraña de la desesperación y sacarlos de concentración.

Según Norberto López, entrenador de Blanco, el combate fue muy parejo. No se atrevió a decir que su muchacho debía salir con las manos en alto pero sí comentó que “merecía el empate, fue un pleito bien cerrado, nosotros pusimos mal al muchacho, incluso sufrió un corte en su pómulo derecho. En los últimos dos asaltos, Patrick prácticamente no dejó tirar golpes a Ramiro, lo pasó amarrando, anulándolo totalmente”.

La decisión fue unánime dijo López. “Los tres jueces marcaron 116-112, la puntuación está fuera del lugar, sin duda es un fallo localista. Hay mucha gente que vio ganar a Ramiro, incluso le felicitaron”, explicó Norberto, quien indicó que hoy junto a su pupilo aterrizarán a Nicaragua en horas de la noche.

Con esta derrota, el récord de Ramiro quedó en 17 victorias (10 nocauts), 3 derrotas y 3 empates. Patrick sumó su triunfo número 29 en el boxeo profesional contra 2 descalabros. De todos los éxitos de Patrick solo 4 son por nocaut, es por eso que se creía que Ramiro podía tomar riesgos mayúsculos y con sus recursos técnicos volver a Nicaragua con la victoria.