•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Melvin López acumula un mes de entrenamiento en Miami bajo las órdenes del cubano Osmiri “El Moro” Fernández. Esta es su segunda etapa de campamento en Estados Unidos, pues ya estuvo 30 días anteriormente de cara al combate de título mundial juvenil del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), ante Jonathan Padilla en el gimnasio Nicarao, donde triunfó por decisión unánime el pasado 28 de abril.

El prospecto invicto de 14 triunfos (9 nocauts), posiblemente regrese al ring el 30 de junio en Estados Unidos. Todavía no es confirmado, pues hay varias fechas disponibles para pelear y también se están estudiando rivales. Al margen de eso, lo importante es que “Melo” se ha tomado los entrenamientos con la seriedad que lo merece, cuenta que su estado físico en este momento es inmejorable, y que trabajar con el “Moro” ha sido positivo. 

“Aquí las rutinas de entrenamientos cada día son diferentes, siempre se hace algo nuevo para tratar de mejorar en todos los aspectos, físico y técnico. Los ejercicios varían. No hay rutinas a seguir, ´El Moro´ está encima de los entrenamientos y son más intensos, al igual que en los guanteos”, dijo López. 

Al cuestionársele sobre los aspectos que debe mejorar, el campeón mundial juvenil del CMB explica que “desde que me vine a Miami antes de disputar título juvenil me sentí fuerte, en la pelea también me sentí bien, pero tuve que acatar órdenes de la esquina, ellos querían terminar todos los asaltos. Ahora estoy más acostumbrado a los entrenamientos, tratando de mejorar el aspecto físico, eso es lo que más me critican todos”.