•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Se rompió el pronóstico, el victimario se convirtió en verdugo y danzó en la cuerda del triunfo. Bryan Mairena (10-0-1, 4 nocauts) cantó la tarde de ayer el Himno de Victoria, abrió y caminó en el mar Rojo, revirtiendo un resultado adverso para convertirlo en un triunfo contundente por nocaut en seis asaltos sobre Bryan Pérez (11-6-1, 10 nocauts), el considerado favorito pero gran perdedor de la tarde, en el combate estelar de la función que montó Nica Boxing en el gimnasio multiusos del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND).

Tan claro era el dominio de Pérez que en el cuarto asalto con un gancho de derecha sembró a Mairena en la lona. No pudo rematarlo pero round a round estaba clarificando su triunfo, principalmente con los golpes al cuerpo y disparos a larga distancia, aprovechando su fortaleza y mayor alcance.

Pero en el sexto round, Mairena salió de las cenizas para cambiar el rumbo del combate. Un violento derechazo y dos cruzados de izquierda pusieron a temblar las piernas de Pérez, quien en un suspiro estaba en terribles condiciones a merced de su verdugo. Se dio cuenta Mairena que su rival podía caer, se le fue encima, le arrinconó en las cuerdas y con un brutal volado de derecha al rostro, provocó la intervención de Onofre Ramírez. El tercer hombre del ring dijo: ¡No más! La pelea fue bien detenida.

Mairena y Pérez se habían enfrentado el 25 de noviembre del 2017, empatando en el gimnasio Nicarao. 

Más resultados

El combate semiestelar entre Helton Lara y Alexander Taylor fue anulado en el cuarto asalto por un cabezazo accidental que provocó un corte en el parpado derecho del segundo mencionado. En el tercer combate de importancia pactado en 105 libras, el pequeño Byron Castellón fue despojado de un triunfo legítimo ante el veterano Eddy Castro que se llevó los honores por decisión dividida ante el descontento del público.

Jerson Ortiz derrotó a Amilcar Maradiaga por decisión unánime en 113 libras. El espigado Gabriel Escalante le ganó a Ruddy Cordero por decisión dividida en 143. Jerson Larios noqueó a Reynaldo Moreno en el cuarto round en 112, mientras Ricardo Martínez se impuso a Denis Mejía por decisión dividida. 

El evento de este viernes fue montado por Nica Boxing de Pablo Osuna y WRAM Boxing de William Ramírez.