•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuarenta años después de aquel 1930, frente a un pelotón de incredulidades, en una época cerrada de solo 16 equipos en competencia, El Salvador se convirtió en el primer equipo centroamericano en una Copa del Mundo.

Fue en 1970, en México, perdiendo sus tres juegos sin poder anotar. En 1982, durante el Mundial de España, El Salvador regresó a una Copa, que al mismo tiempo, contó con Honduras debutando.

En esa ocasión, el equipo salvadoreño que perdió 1-0 con Bélgica y 2-0 con Argen-tina, fue brutalmente goleado 10-1 por Hungría, en tanto Honduras registró empates 1-1 con España e Irlanda del Norte, siendo derrotado 1-0 por Yugoslavia. Así que, fajándose, los hondureños dejaron una buena impresión regresando a la máxima competición en el 2010 y 2014.

Inglaterra será rival de Panamá en el Grupo G del Mundial.

En busca de los octavos

Costa Rica, históricamente el equipo de mejor futbol en el área, esperó hasta 1990, para mostrarse por vez primera en una Copa del Mundo, la que se realizó en Italia. En esa ocasión, Costa Rica sorprendió derrotando a Escocia 1-0 y también a Suecia 2-1, cayendo 0-1 ante Brasil, avanzando a la fase de octavos de final.

En la etapa de vencer o morir, los ticos fueron superados claramente por Checoslovaquia 4-1, regresando a casa con la satisfacción de haberse fajado, superando las expectativas que rodeaban a un equipo de la Concacaf debutando entre el oleaje de mayores exigencias.

Keylor Navas es la figura principal de Costa Rica

Cuatro años después del impacto provocado en Brasil, ganando un grupo feroz en el cual competían tres selecciones que habían conquistado Copas del Mundo, como Italia, Inglaterra y Uruguay, logrando dos triunfos y registrando un empate, el equipo de Costa Rica, que se extendió hasta cuartos de final venciendo a Grecia en definición por penales, cayendo dramáticamente por la misma vía ante el poderoso Holanda en busca de las semifinales, pretende volver a salir con vida de la fase de grupos, algo que como apuntamos, logró ruidosamente durante su debut en Italia 1990.

Los hombres claves 

El diario La Nación, publica que solo seis mundialistas de Brasil 2014, tienen regularidad en una liga mejor que hace cuatro años, lo cual indica el grado de dificultad que han enfrentado para asegurar progresión.

La figura cumbre del equipo es el arquero del Real Madrid, Keylor Navas, un factor de seguridad indiscutido…Los otros jugadores que se mantienen funcionando en un buen nivel de competencia, son: el tico-nicaragüense Óscar Duarte con el Espanyol de Barcelona; el talentoso centrocampista Celso Borges del Deportivo La Coruña; Bryan Ruiz quien juega con el Sporting de Portugal; Johnny Acosta defensor del Águilas Doradas de Colombia; y Giancarlo González del Bologna italiano. En total, son 17 los futbolistas que militan en el exterior, que estarán en Rusia.

El equipo tico competirá en Rusia, en un grupo considerado levemente menos exigente que el de la Copa del 2014, retando ahora al recio equipo de Serbia, el siempre difícil Suiza, y Brasil, uno de los favoritos más consistentes…Segundo lugar en la Concacaf, 5 puntos detrás del líder México, y 3 delante de Panamá, el equipo que dirige Óscar Ramírez, y que incluye a Joel Campbell y Marco Ureña entre sus figuras de gran atracción, llegará a la Copa con la necesaria confianza para tomar cada reto, pensando en lograr el salto a los octavos por tercera vez desde 1990, quedando fuera de combate en su grupo tanto en Japón y Corea 2002, como en Alemania 2006, sin poder clasificar para el Mundial de Sudáfrica 2010, eliminados por Uruguay en la repesca.

Largo sueño panameño

Durante cuatro años, la frustración de haber quedado a la orilla del repechaje en busca de la clasificación para el Mundial de Brasil en el 2014, estuvo carcomiendo a los aficionados panameños. ¿Cómo fue posible dejar escapar aquella victoria por 2-1 sobre Estados Unidos cuando solo quedaba pendiente el descuento? Goles de Zusi y Johansson en los minutos 92 y 93, derrotaron a Panamá dejándolo sin puntos en ese duelo.

Desplazado al quinto lugar en la hexagonal, el equipo canalero quedó eliminado. Fue un golpe durísimo, pero en la batalla por abrirse paso hacia la Copa del 2018 que se iniciará el 14 de junio en Rusia, Panamá logró derrotar 2-1 al ya asegurado Costa Rica, con la ayuda de un gol fantasma y un bombazo, metiéndose por vez primera en su historia, en un Mundial, un sueño largamente acariciado. La locura invadió Panamá.

En la última fecha de la hexagonal regional, Panamá saltó a la cancha del Estadio Rommel Fernández para enfrentar al difícil Costa Rica con la imperiosa necesidad en busca de garantizar su presencia en Rusia.

En el minuto 36, el gol de Johan Venegas golpea en la mandíbula las esperanzas canaleras y el primer tiempo termina 0-1 a favor de Costa Rica. En la reanudación, en el minuto 52, el gol fantasma apuntado a Gabriel Torres, obviando mano de Blas Pérez, y sobre todo, que la pelota nunca entró. Todavía se anda en busca de una repetición que muestre el balón cruzando la raya.

Se ejecutó un corner, y dio la impresión que todos los esfuerzos y desesperaciones de uno y otro lado, se juntaron junto al poste izquierdo de Patrick Pemberton, arquero tico. Entre forcejeos a la orilla de la raya, finalmente la bola es sacada a mordiscos. Todas las miradas hacia el árbitro guatemalteco Walter López, quien guiado por el juez de línea, marca el gol, fajándose con protestas no desmesuradas, por estar los ticos con sus dos pies asegurados en el Mundial.

Torres sella el boleto

A partir de ese momento la búsqueda del gol del triunfo aceleró los corazones de la multitud en creciente agitación. Panamá presionaba intensamente y Costa Rica, con calma, trataba de neutralizar las nerviosas arremetidas.

En el minuto 88, una pelota proyectada desde atrás, desviada con cabeza entre dos defensas, facilita el vertiginoso desplazamiento de Román Torres, quien llega antes que el cierre del central tico y con soberbio derechazo clava la estocada que provoca el estallido de entusiasmo popular más grande que recuerde Panamá. El 2-1, finaliza con las angustias.

Ahora Panamá se encuentra instalada en el Grupo G con el equipo de Bélgica, el siempre ansioso Inglaterra, y Túnez. Avanzar a octavos sin experiencia y sin el material humano requerido, es algo más que un reto para el debutante Panamá, dirigido por Hernán “Bolillo” Gómez.