•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La directiva del equipo Cacique Diriangén concentrará esfuerzos en prolongar la permanencia en ese club de los jugadores costarricenses Yeison Esquivel, Josué Meneses y Andrés Mendoza, que llegaron en condición de préstamo al futbol pinolero por el Club Sport Herediano, de la Primera División de Costa Rica. 

El tridente costarricense encontró en Nicaragua el impulso que no habían logrado en el balompié de su país, a tal punto que el presidente del equipo diriambino, Nicolás Bolaños, considera clave mantenerlos en su plantilla para la venidera Liga de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), a la que los Caciques accedieron tras coronarse en el torneo de Clausura de la Liga Primera.

“Pronto realizaré un viaje a Costa Rica para reunirme con las autoridades del Herediano, con quienes mantenemos una buena y estrecha relación, para analizar la situación de los jugadores que tenemos cedidos a préstamo. Para el Diriangén es importante contar con la base de jugadores que ganaron el Clausura, de cara al evento internacional al que clasificamos”, manifestó Bolaños, con la esperanza de poder extender el vínculo entre el Diriangén y los jugadores costarricenses.

Andrés Mendoza, delantero oriundo del Cantón de Cañas, en la provincia costarricense de Guanacaste, fue el máximo goleador del conjunto diriambino en el torneo de Clausura con 10 goles, ocho de los cuales los marcó en la fase regular. Por su capacidad goleadora, velocidad, potencia y habilidad para retener el esférico bajo presión, el artillero de 20 años, es uno de los elementos que el técnico Mauricio Cruz desea retener para darle continuidad al proyecto diriambino.

“Es un chavalo (Andrés) muy habilidoso, un jugador de área, un cazador. Tiene un futuro prometedor, esperamos que la buena relación que tiene Diriangén con el Herediano nos permita conservarlo”, declaró Cruz, quien mira a Mendoza como un diamante en bruto, al que puede seguir puliendo, con la promesa de que sería uno de los mejores atacantes de la liga local y consecuentemente un buen elemento de exportación.

Meneses, la gran duda 

Después de mostrar su plusvalía en el equipo diriambino, ganándose la titularidad en la zaga central y el ariete de capitán, Josué Meneses recibió la promesa del club Herediano de recuperarlo para la próxima temporada. Sin embargo, una vez que los Caciques se coronaron en el Clausura y consiguieron su pase al torneo de la Concacaf, mismo al que asistirá el equipo del que llegó cedido, los planes podrían variar.

“Meneses ha crecido bastante, es muy responsable fuera y dentro de la cancha, sin embargo, el Herediano pretende recuperarlo para hacerlo titular, obviamente eso se escapa de nuestras manos, a no ser que el propio jugador negocie su continuidad con nosotros”, aseveró Mauricio Cruz, coincidiendo con la percepción del presidente del equipo Cacique. “Trataremos de retener a Meneses, pero no depende solamente de nosotros, él ha sido bien valorado por Herediano, pero además tendría una oferta de otro equipo en Costa Rica, veremos qué pasa”, dijo Bolaños.

Yeison Esquivel es el otro jugador cedido por el Herediano que desea conservar el Diriangén. El volante creativo de 22 años, fue sublíder de goleo de su equipo con 7 goles y pieza importante en la consecución del título. De los tres futbolistas costarricenses, Esquivel y Mendoza son los que más probabilidades tienen de quedarse en el Diriangén, aunque la directiva blanquinegra desea la continuidad de todos.  

“Hablé con los tres antes de la final y ellos manifestaron que estarían dispuestos a continuar con nosotros si ganábamos el torneo, para defender al equipo en la Liga Concacaf, pero también el título en la temporada entrante del torneo local, aunque no sabemos qué sucederá por la situación que atraviesa el país. De parte del Diriangén nos encantaría que continúen con nosotros, porque son ejemplares dentro y fuera de la cancha”, remarcó Bolaños.

En caso de que Mendoza, Meneses y Esquivel continúen en el equipo Cacique, podrían enfrentarse al Club Sport Herediano siempre y cuando ambos conjuntos superen la primera ronda de la Liga Concacaf, en la que el Diriangén debutará el próximo 1 de agosto contra el Deportivo Universitario de Panamá y el club tico el 2 del mismo mes ante el Santa Tecla de El Salvador.

Bolaños informó que durante su reunión con los directivos del club costarricense, posiblemente dentro de dos semanas, negociará la posibilidad de que el Diriangén dispute su encuentro contra el conjunto canalero en el campo del Herediano, si la Concacaf determina que no es posible jugar en el estadio Cacique por la crisis que atraviesa el país.