•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El futbolista argentino Carlos “Chino” Torres, campeón del torneo de Clausura con los Caciques del Diriangén, regresó a su país para darse un merecido descanso después de una agitada temporada, pero tendrá que dedicar tiempo a reflexionar sobre la posibilidad de firmar una extensión de contrato con el equipo diriambino, o bien, escuchar otras ofertas.

Durante la fase regular del Clausura, un reclutador de talentos se habría fijado en el mediocampista ofensivo, según adelantó a El Nuevo Diario una fuente fidedigna, detallando que al futbolista argentino le ofrecieron jugar en Brasil. Sin embargo, el propio Torres decidió no negociar, para concentrarse en el objetivo que perseguía el Diriangén, a la postre alcanzado.

Una vez ganando el título, tras superar en juegos de ida y vuelta al Real Estelí, el “Chino” estaría dispuesto a escuchar ofertas, sobre todo aquellas que llenen sus pretensiones salariales, pese a que en el futbol nicaragüense es considerado uno de los mejores foráneos. “Estando en Argentina tendrá que decidir si renueva o no con los Caciques”, manifestó la fuente.

A menos de dos meses para que el Diriangén debute en la segunda edición de la Liga Concacaf contra el Club Deportivo Universitario de Panamá, Torres tendrá que analizar en breve su decisión y notificarla a la directiva diriambina, considerando que el club iniciará sus entrenamientos de cara al evento internacional dentro de dos semanas.

Cruz confía en tenerlo

El director técnico del conjunto blanquinegro, Mauricio Cruz, informó que el equipo retomará los entrenamientos después del 15 de junio, pensando en sus compromisos del certamen de Concacaf y espera contar con los jugadores que renovarán sus contratos y con las nuevas contrataciones. 

“Torres viajó a Argentina para visitar a su familia, después de estar seis meses en Nicaragua. Nos informó que reflexionaría sobre la posibilidad de renovar con nosotros, pero también nos indicó que estaría abierto a escuchar otras ofertas, obviamente el Diriangén es una institución que no priva a los jugadores, deseamos su desarrollo como futbolista y que puedan alcanzar sus metas económicas”, dijo Cruz.

Asimismo, el estratega ambientó su deseo de que el “Chino” se decante por seguir en el proyecto Cacique, por ser una pieza elemental en la plantilla durante el Clausura. Aunque su cuota goleadora fue escasa durante la fase regular del campeonato, Torres le ofreció al Diriangén velocidad, dinamismo y profundidad ofensiva, siendo desequilibrante con sus pases en la mayoría de partidos.

El jugador argentino, de gran calidad técnica, logró en su segunda final con el Diriangén, tras haber disputado la del Apertura 2015 contra la UNAN-Managua, el gran objetivo que perseguía el club, levantar un campeonato que se le había resistido durante doce años. Ahora, el equipo pinolero desea contar con él para la venidera Liga Concacaf, torneo en el que debutará el próximo 1 de agosto.