•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El zaguero colombiano Eder Munive, se suma a las bajas del Walter Ferretti para la Liga de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), tras ponerle fin a su contrato, mismo que tenía vigencia hasta diciembre de este año, por la profunda crisis económica que atraviesa el equipo y que como consecuencia adeuda hasta dos meses de salario a varios jugadores, entre ellos el propio Munive.

El espigado y aguerrido defensor central, firmó su rescisión de contrato el pasado lunes, después de que la directiva del conjunto rojinegro mantuviera la negativa de cancelarle el salario correspondiente a dos meses. Además, Munive confesó que su prioridad es ofrecerle seguridad a su esposa, quien tiene tres meses de embarazo, y la crisis política y social que atraviesa el país los mantiene preocupados.

“El 4 de junio llegué a las oficinas del club para ponerle fin a mi relación laboral con el Ferretti, porque ha incumplido con sus obligaciones. Nosotros dimos lo mejor en el campo, ganamos el torneo de Apertura, el Campeonato Nacional y no es posible que desde hace dos meses no nos pague. La situación económica en el país está mala y me interesa darle seguridad a mi esposa”, declaró el futbolista cafetero.

Asimismo, el delantero brasileño Robinson Luiz le confesó a Munive su indisposición de regresar a Nicaragua, a causa del ambiente hostil que afecta al país y las pocas garantías que ofrece el CD Walter Ferretti a los jugadores. “Todos estamos en las mismas, nos deben nuestros salarios y no nos dan una respuesta positiva, pese a que estamos insistiendo porque nos cancelen, yo necesito irme este fin de semana y hasta me haría cargo de los boletos y las multas de Migración, pero sigo esperando el pago”, remarcó Eder.

Sin foráneos

El conjunto capitalino quedó emparejado con el Club Franciscain de Martinica en la primera fase de la Liga Concacaf, evento en el que debutaría el próximo 1 de agosto. Sin embargo, es improbable que el equipo pinolero se presente a la justa, pues además de los colombianos Munive, Yosimar Amador, el brasileño Robinson Luiz y posiblemente su coterráneo Rafael De Almeida, el técnico carioca Flavio Da Silva, también pidió la rescisión de su contrato.

Aunque la directiva del club rojinegro no se ha pronunciado al respecto, es poco probable que en un lapso de mes y medio el equipo cuente con las garantías necesarias para participar en el torneo de Concacaf, no solo porque sus partidos serán fuera de Nicaragua, según determinó la confederación, también porque el plantel completo del Ferretti decidió no presentarse a los entrenamientos como medida de presión, para que la institución honre su deuda.  

El Club Deportivo Walter Ferretti, campeón del pasado torneo de Apertura de la Liga Primera, y los Caciques del Diriangén, monarcas del Clausura, se ganaron el derecho de representar a Nicaragua en la segunda edición de la Liga Concacaf. Los rojinegros clasificaron a este certamen por segunda temporada consecutiva, tras lograrlo el año pasado, llegando a instancias de cuartos de final.