•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Michael Jordan, con dos rachas de tres años, fue seis veces el Más Valioso en finales de la NBA. Fue en la gran época de los Bulls. La grandeza en el planeta básquet solo obtiene certificado de autenticidad en una final. Esa es la creencia por el tipo de escenario.

Todos los ojos están siguiendo tus pasos. Es lo que busca el increíblemente ágil, terriblemente desconcertante, y usualmente fulminante desde distancias insólitas, Stephen Curry. Por tercera vez en cuatro años, los Warriors de Golden State se coronaron y Curry sigue en espera del máximo reconocimiento.

Lo esperaba la noche del viernes después que su equipo barrió a los Cavaliers, pero el llamado a la tarima, bajo los reflectores, fue Kevin Durant por segunda temporada consecutiva. 

LeBron se excedió

Cifras en mano, el mejor de todos en esta final de 2018 fue LeBron James, pero la forma en que los Cavaliers fueron atropellados en el cuarto juego terminó de borrarlo. El único caso de un Más Valioso en un equipo perdedor es Jerry West de los Lakers en 1969, en un recorrido que necesitó siete duelos.

 

La lucha se concentraba en Durant y Curry. En el 2015 fue André Iguadola con una sorprendente actuación superlativa, quien frustró a Curry, en un momento en que Durant todavía estaba con Oklahoma. En el 2016, LeBron estuvo inmenso arrebatando la final y asegurando el Más Valioso, y en el 2017 Durant se adelantó a Curry. Sin tratarse del ahora o nunca, en este 2018, Durant volvió a dejar atrás los esfuerzos y la destreza de Curry.

Fue merecido

Cerrando con un triple doble, más su presencia en los tableros, gestión de conexión, Durant, quien logró elevarse una vez encima de los 40 puntos, mostró una regularidad en su rendimiento, que le permitió volver a derrotar a Curry por el trofeo individual más deseado.

Las pausas de Durant fueron muy cortas, en tanto Curry hasta desapareció en la tercera  batalla. Faltando 3 y medio minutos para la caída del telón, solo registraba 4 puntos. Cierto, provocó asombro con sus aportes de 9 y 7 triples en los juegos 2 y 4, imponiendo récord en el primer caso, pero Durant era el hombre de todo el tiempo, de cada instante, logrando un triple doble en lo que fue su segunda coronación seguida, demostrando lo acertado que fue su decisión de firmar con los Warriors.

Calma stephen

Seis pulgadas más alto que Curry, 6 pies 9 pulgadas por 6-3, aunque de la misma edad, 30 años, Durant es un jugador más completo, incluso se le ha llegado a calificar como el mejor detrás de LeBron James, es decir, superando a James Harden y Russell Westbrook, y por supuesto, a Curry.

Es apenas el sexto jugador con dos Más Valiosos consecutivos en finales, los dos últimos Kobe Bryant en 2009 y 2010, y James con el Heat de Miami 2012 y 2013. En un equipo con tantos jugadores estrellas, el futuro inmediato de Durant está garantizado. Curry tendrá que permanecer muy cerca, alerta para su gran oportunidad.