•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En su más reciente apertura, ocurrida el pasado viernes 8 de junio, el prospecto nicaragüense Roniel Raudes parecía encaminarse a una sólida presentación, sin embargo, en el cuarto episodio, tras haber pintado en blanco los tres innings anteriores, empezó a sentir dolencias en su codo derecho y aunque logró cerrar el cuarto capítulo sin permitir carreras, el intenso dolor le impidió continuar en el desafío. Hoy le realizarán placas para determinar la gravedad de la lesión y descartar o no la posibilidad de una cirugía, pues esta es la segunda ocasión en la temporada que sale de acción por problemas en el codo derecho.  

“Fue una lástima salir tan pronto del partido, pues estaba haciendo un gran trabajo con muy pocos picheos. Pero entiendo que dejar el montículo en ese momento fue lo mejor, pues el último out me fue muy difícil conseguirlo a causa de lo intenso del dolor en mi codo. Gracias a Dios pude completar los cuatro episodios, por un momento no lo creí posible. Recuerdo que al último bateador que enfrenté lo llevé a la cuenta máxima de 3-2 y lo dominé en un elevado al jardín central con una recta que no iba a gran velocidad. Esos últimos picheos fueron dolorosos”, contó Raudes. 

El proceso

“Al abandonar el montículo tras completar los cuatro innings, el dolor era tanto que tuve que decírselo a los encargados del equipo, quienes ya habían notado que no estaba lanzando como acostumbro hacerlo. Tras una primera revisión en ese momento, me dijeron que consideran no habrá necesidad de una operación, pues es muy probable que las dolencias sean porque todavía tengo inflamado el tendón del codo. Sin embargo, hoy me realizarán unas placas para determinar con exactitud cuál es el problema, pues esta es la segunda vez que sufro este tipo de dolores en el codo”, explicó el joven lanzador, considerado un prospecto valioso para la organización de los Medias Rojas de Boston. 

Para Raudes, quien recientemente realizó un sesión de bullpen en el mítico Fenway Park, la casa de los Medias Rojas, “esta vez el proceso de recuperación se tomará un poco más de tiempo, por tratarse de una segunda lesión en el mismo codo, sin embargo, voy a hacer todo lo que pueda para volver lo más pronto posible”.  

En la presente campaña de Ligas Menores, el nica presenta un balance de dos victorias y cinco derrotas con una efectividad de 3.67 en Clase A Fuerte con los Medias Rojas de Salem. Roniel no ha podido ganar en su últimas seis aperturas. La última vez que salió del montículo con los brazos alzados fue el 27 de abril.