•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De fallar en tres turnos en el primer juego a conectar tres imparables en cuatro visitas al cajón de bateo en el segundo encuentro, así ha sido el accionar de Everth Cabrera en los dos primeros desafíos entre sus Leones de Yucatán y los Tigres de Quintana Roo, equipos que sostienen una férrea batalla por el título de la Serie de Campeonato de la Zona Sur, misma cuyo ganador clasificaría a la Serie del Rey para enfrentarse al campeón de la Zona Norte en una final que definiría al monarca del primero de los dos campeonatos en los que se divide el beisbol mexicano. 

Tras impactar en la temporada regular bateando para .330 en 27 juegos con los Leones y luego sufrir un bajón en la Serie de Playoffs, el nicaragüense asumió el reto de ser protagonista contra los Tigres y tras los dos primeros juegos lo está consiguiendo.

El pasado sábado, en el primer encuentro de una serie al mejor de siete, el nandaimeño se fue en blanco en tres apariciones legales y en una de ellas fue puesto out por la vía de los strikes, sin embargo, en el segundo partido, celebrado el pasado domingo, se levantó con ímpetu y con tres imparables y dos carreras impulsadas, incluyendo la del triunfo, se convirtió en el protagonista de la victoria con la que su equipo igualó la serie a dos triunfos por bando.

Siempre oportuno

En el primer juego no solo Cabrera fue reducido a la inutilidad por el picheo de Henderson Álvarez, sino también la ofensiva completa de los Leones, quienes únicamente fueron capaces de anotar una carrera en nueve episodios contra el tirador antes mencionado. En el segundo partido la historia fue distinta y los artilleros de Yucatán, entre ellos el nica, se hicieron notar desde el cajón de bateo. 

Everth fue oportuno y consecuentemente incidente. En su primer turno empujó la primera carrera con la que su equipo empató el juego 1-1 en el tercer episodio. Luego, en el noveno, cuando el juego estaba 5-5, el granadino se vistió de héroe  y con un sencillo al jardín derecho impulsó la anotación que sirvió para dejar a los rivales tendidos en el terreno.

Sobre este turno, Cabrera señaló a la prensa mexicana que “sabía que tenía que atacar la pelota, quería ponerla en juego luego del gran turno que tuvo Sosa al pegar triple, eso me motivó y gracias a Dios salieron las cosas. Leones es un gran equipo que puede hacer grandes cosas”.

Cabrera y los Leones de Yucatán son favoritos para quedarse con el título de la presente campaña de la Liga Mexicana de Beisbol, para esto será clave el resultado que obtengan esta noche en el tercer juego de la serie.