•   Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El entrenador cubano Osmiri “El Moro” Fernández será el encargado de dirigir a Carlos “Chocorroncito” Buitrago, en el combate contra Ángel “Tito” Acosta. La noticia se confirmó el miércoles por la noche, después de que se conociera que el adiestrador venezolano Luis Escorche no pudo hacer la gestión de la Visa Americana con tiempo.

Escorche fue el encargado de entrenar a Buitrago, prepararlo físicamente y realizar el plan estratégico previo al combate, sin embargo, no estará en la esquina. “El Moro”, quien estuvo en el equipo de trabajo del nica en su último combate de título mundial contra Hiroto Kyoguchi, esta vez tendrá la voz cantante en la pelea. Fernández aterrizó el miércoles a Puerto Rico junto al concertador Ricardo Rizzo.

Uno de las primeras acciones de Fernández a su arribo fue subir a la habitación de Carlos, reuniéndose con él y su padre Mauricio Buitrago, quien también ha sido su entrenador por años, para aconsejarle lo importante de hacer caso a lo que le mande en la esquina, de lo contrario, las cosas no van a salir bien.

“Hemos tenido varios combates con Carlos, cuando peleamos con Julián Yedras en México, y en Filipinas con Merlito Sabillo, en esas peleas obedeció y ganó. Hemos conversado con él, le dijimos que es fundamental obedecer a la esquina, si no, no, no sería necesario que trajera entrenadores a Puerto Rico”, dijo Fernández.

 “Carlos tiene que mejorar defensivamente, no debe ser pasivo, a eso se le debe sumar velocidad con reacción, en esos dos factores, Carlos tiene ventaja. Por lo que he podido observar en los videos de Acosta, ellos están enfocados en trabajar al cuerpo, siento que Kyoguchi resintió de entrada a Carlos de entrada, le pegó un gancho en el primer asalto, del cual no se pudo recuperar, pero eso no es excusa. Carlos es fuerte arriba y abajo si está bien preparado”, agregó el entrenador cubano.

Fernández también se refirió al tema del ascenso de categoría de Buitrago, de 105 a 108 libras. “El 90% de los boxeadores que cambian de peso de forma natural no tienen problemas. Acosta por lo que hemos analizado viene a dar con todo de entrada, estamos elaborando una estrategia para poder avanzar y llevar el combate a nuestra forma. Acosta no tiene escuela de boxeo, se aprovecha de la fortaleza que tiene en la división, pero posee muchos errores defensivos. Vamos a contrarrestarlo”, finalizó.