•   Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No hubo milagro en el Coliseo de San Juan, Puerto Rico. La historia de Carlos “Chocorroncito” Buitrago fue una fotocopia de su pasado más reciente, volvió a perder, esta vez ante Ángel “Tito” Acosta, el flamante campeón de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), quien hizo su primera defensas de forma exitosa, noqueando al nica en el doceavo asalto.

Lo atractivo del pleito duró solamente cuatro asaltos, pues durante esos primeros 12 minutos Buitrago fue competitivo, ganó el segundo round, y cuando parecía que podía acrecentarse, Acosta le metió un gancho de derecha descomunal que provocó que el nica se frenara, evidenciando que estaba en malas condiciones, sobreviviendo gracias a su experiencia, recurriendo a los amarres.

Cuando técnicamente se es superior al rival, lo más lógico es aprovechar esos recursos. Minutos antes de la peleas se le dijo que no se quedara en las cuerdas. Y es que no se puede cometer ese garrafal error ante un pegador como Acosta, quien con un solo golpe le puede quitar las condiciones físicas a un rival e irlo minando poco a poco.

El Acosta de anoche fue más cauteloso. En el primer asalto salió sin desesperación, fue un round de estudio para ambos peleadores. Buitrago utilizando mucho el jab de izquierda para mantener la distancia, mientras que “Tito” esperando encontrar el momento indicado y abalanzarse sobre el “Chocorroncito” con el gancho y el cruzado de izquierda. Pasó varios golpes el nica con movimientos de cintura y cabeza, sobre todo en el segundo round contragolpeando con velocidad a Acosta.

En el tercero, Acosta metió sus golpes con mayor claridad, su recto de derecha entró como cuchillo en el rostro del nica, quien inexplicablemente se sometía a resistir el golpeo de boricua en las cuerdas. ¡Como puede ser que no pudiese salir de la zona de peligro! Increíble pero cierto. Después de la conexión de boricua en la zona hepática en el cuarto round, el “Chocorroncito” empezó a transitar por el camino de la supervivencia.

Acosta siempre al frente

Del quinto al noveno, la tónica del combate fue la misma, Acosta tomando la iniciativa, atacando con sus ganchos de izquierda y derecha. Buitrago apostaba al contragolpe, no tenía de otra, se quedó sin oxígeno desde temprano. Algo similar le sucedió en Japón cuando el japonés Hiroto Kyoguchi le metió un gancho de izquierda en el primer round, dejándolo sin respiración, hasta terminarlo en el noveno.

Contra Acosta, el nica fue un poco más competitivo, tuvo algunos momentos de inspiración al contragolpe, enviando señales de resurrección en el décimo cuando contragolpeó al boricua. Eso sí, “Tito” jamás estuvo en malas condiciones, mostró que es un peleador fuerte, duro como un roble, asimila bien, y pega durísimo.

En el doceavo con todo definido, Acosta envió a la lona a Buitrago. El nica se levantó, Acosta se fue encima, lo encerró en las cuerdas, ejecutó varios disparos sin tener respuesta del “Chocorroncito”. El tercer hombre del ring, Luis Pabón, detuvo las acciones. Quizás Buitrago podía sobrevivir y caer decorosamente por decisión, sin embargo al no dar respuesta al ataque del boricua, Pabón terminó la pelea.

Buitrago perdió este sábado su quinta oportunidad de título mundial, sumando su cuarta derrota con un empate en peleas de campeonato. Por su parte, Acosta engrosó su récord a 18 triunfos, todos por nocaut, contra un revés. “Sinceramente me sentía bien para seguir, el árbitro se precipitó en detener el combate, creo que el referee quería mantener el récord de nocauts a Acosta”, dijo “Chocorroncito”.