•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con la pelea prácticamente perdida en el doceavo asalto, Carlos “Chocorroncito” Buitrago apostaba a sacar del sarcófago de los milagros, un golpe de poder que le salvara de la derrota contra el boricua Ángel “Tito” Acosta, campeón mundial 108 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). No obstante, ese golpe sorpresivo no llegó, sucedió todo lo contrario, Acosta apretó al nica, hasta provocar que el referí Luis Pabón detuviese las acciones en ese round.

Buitrago bajó del ring con el rostro abollado y el corazón encendido por la frustración de que le pararan la pelea. “El árbitro se precipitó, podía continuar peleando; sin embargo, considero que querían mantener el récord invicto de nocauts a Acosta”, señaló “Chocorroncito”. “Acosta es un boxeador bastante fuerte, un buen campeón. Hice un buen trabajo, la gente quedó contenta en Puerto Rico”, agregó.

Según Buitrago, todavía podía aspirar a conseguir ese nocaut milagroso que nunca llegó. “Creo que pararon la pelea porque eran consciente que en esos minutos finales podía conectarlo con contundencia y noquearlo. No entiendo por qué detener las acciones, me sentía bien, hubiesen dejado que termina con la decisión de los jueces. El árbitro se precipitó, permitió que en algunos amarres Acosta me pegara golpes en la espalda y en la nuca, nunca le llamó la atención”, explicó.

Respecto a su futuro inmediato; Buitrago aseguró que su manejador Ricardo Rizzo, le garantizó pelear título mundial nuevamente en lo que resta del año. “Posiblemente en octubre tenga algo más concreto. La convención de la OMB es en octubre en Panamá, allí podría surgir una nueva oportunidad. Si perdía jamás pasó por mi mente retirarme del boxeo, soy un peleador joven de 26 años, tengo un buen récord, en esta categoría me sentí fuerte”, indicó.

La noche del sábado, Buitrago echó a perder su quinta oportunidad de campeonato mundial, dejando su foja en cuatro derrotas y un empate en peleas de título. Además, se convirtió en el nicaragüense con más chanches titulares sin haber sido campeón del mundo nunca, superando al leonés Julio “Yambito” Gamboa. Por ahora, “Chocorroncito” tendrá que tomarse un descanso prolongado de al menos dos meses, posteriormente buscar combates suaves, recuperar la confianza e intentar de nuevo. Eso sí, debe cambiar muchos aspectos técnicos y sobre todo obedecer a las órdenes de su esquina, de lo contrario la historia se repetirá hasta que cuelgue los guantes.