•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Juan Barrera dio un salto cuantitativo en su carrera futbolística, al ser presentado este miércoles como refuerzo del Boyacá Chicó, de la Primera División de Colombia. El capitán de la selección mayor masculina de Nicaragua, recaló en el club cafetero tras su paso casi efímero por el balompié venezolano, en el que marcó un gol en diez partidos que tuvo acción y del que rescindió contrato lastrado por lesiones que lo privaron de exhibir todo su potencial.

El “Iluminado” entrenó ayer mismo en territorio colombiano, según informó el propio jugador en sus redes sociales. Barrera llega al equipo “Ajedrezado”, como es conocido ese club por las cuadrículas estilo tablero de ajedrez que presenta en su escudo y uniforme, para desempeñarse como volante por la derecha, de acuerdo con la descripción que realizó esa institución sobre el jugador pinolero.

Fundado en 2002, el club en el que milita Barrera le debe su nombre al departamento de Boyacá, mientras que su sede se encuentra en la ciudad de Tunja. El “Iluminado” se sentirá familiarizado con el estadio de ese club, por coincidir con el nombre de la cancha del Real Estelí, llamados ambos Independencia. Cabe recordar que en el campo del “Tren del Norte”, Barrera logró la proyección necesaria para luego dar el salto al futbol internacional.

Excepto por las dos temporadas que estuvo en el balompié guatemalteco, con el Comunicaciones FC, Barrera no ha logrado establecerse a nivel internacional en un solo club, sino que ha sido una especie de trotamundos. Por ende, tendrá la misión de ser más consistente e incidente en su nuevo equipo, para lograr el establecimiento que aún no ha alcanzado en el extranjero. Evidentemente, las lesiones han estropeado sus planes en las temporadas más recientes.   

El Deportivo Boyacá participó en dos ocasiones en la Copa Libertadores, en las ediciones de 2008 y 2009, sin lograr impactar en esas esferas. Peor que eso fue descender en la temporada 2017, aunque logró su ascenso en la campaña siguiente y por ello, ha decidido reforzar su plantel con jugadores de la talla de Barrera, que llega con un currículum discreto en cuanto a números, pero interesante por sus cualidades futbolísticas.

En su corta historia, en relación a otros clubes colombianos, el Deportivo Boyacá vive del recuerdo de un solo campeonato logrado en el torneo de Apertura 2008, precisamente cuando dio el salto a la Copa Libertadores. Esta temporada, al anunciar al menos 7 refuerzos, incluyendo el de Barrera, ha dejado claro su deseo de retomar el protagonismo que perdió cuando descendió a la categoría B del futbol cafetero.