•   Halle (Westfalia), Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El suizo Roger Federerperdió este domingo la final del torneo ATP de Halle (Alemania) ante el croata Borna Coric, 7-6 (8/6), 3-6, 6-2, y cedió el número 1 en el ranking mundial, que vuelve a recaer en el español Rafael Nadal, a una semana del inicio de Wimbledon.

Federer tenía que ganar para conservar el trono reconquistado gracias a su victoria en Stuttgart la semana pasada.

Rafael Nadal se baja del torneo de Queen's tras consultarlo con sus médicos

El suizo en ningún momento se sintió cómodo frente a un adversario que ya le había puesto las cosas difíciles en su primer enfrentamiento entre ambos (victoria ajustada del tenista de Basilea 5-7, 6-4, 6-4 en semifinales de Indian Wells).

Poco contundente a lo largo de todo el torneo alemán, que ha ganado nueve veces, el hombre de los 20 Grand Slam se volvió a mostrar dubitativo.

Al igual que sucedió ante el francés Benoît Paire (contra quien salvó dos bolas de partido), o frente a Denis Kudla y Matthew Ebden (victorias ajustadas).

Emulando a Lleyton Hewitt (2010) y a Tommy Haas (2012), Coric simplemente fue más intenso para superar al suizo, que se queda con 98 títulos en el circuito profesional.

A ocho días del arranque de Wimbledon, 'El Maestro' no ha mostrado todavía su mejor nivel.

Coric supo ser oportunista para ir sumando puntos paulatinamente y hacer dudar a Federer, que había ganado sus últimos 20 partidos sobre hierba.

 Federer: "Todos los tenistas tenemos que hacer una reverencia a Nadal"

Tommy Haas, que se retiró este año, dos semanas antes de cumplir 40 años, había sido el último jugador capaz de doblegar a Federer en esta superficie. Fue en Stuttgart, en 2017. A sus 21 años, el croata se anotó el segundo título de su carrera, después de Marrakech sobre tierra batida, el año pasado. Anteriormente había perdido dos finales, en Chennai y Marrakech en 2016.

Después de haber batido a Rafael Nadal (Basilea 2014 y Cincinnati 2016) y a Andy Murray (Dubái 2015, Madrid 2017), el joven balcánico añade con Federer otra víctima de prestigio a su currículo.

Este año en Halle, ya se impuso en primera ronda al número 3 del mundo, el alemán Alexander Zverev, y se clasificó para la final aprovechando el abandono del español Roberto Bautista (16º).