•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Everth Cabrera llegó al beisbol mexicano con el objetivo de hacer resurgir su carrera profesional y tras jugar con disciplina y empeño, convirtiéndose en pieza clave de los Leones de Yucatán, podría terminar la temporada con más que eso, pues su equipo se encuentra disputando la final de los primeros dos campeonatos en los que se divide la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

Eso sí, Cabrera y los Leones deben reaccionar con urgencia, pues llegan al desafío de esta noche, el sexto de la Serie del Rey, con la necesidad de ganar para extender la gran final a un séptimo y decisivo encuentro. 

La tropa de Everth comenzó la batalla por el título contra los Sultanes de Monterrey imponiéndose 6-1 en un juego en que el nica bateó de 3-1, anotó una carrera, impulsó otra y se ponchó en una ocasión, funcionando como segundo bate y parador en corto. En el segundo encuentro, como si estuvieran decididos a coronarse lo más rápido posible, los de Yucatán triunfaron con pizarra de 3-0 y Cabrera conectó un sencillo en cuatro turnos al bate y fue puesto out por la vía de los strikes en una ocasión.

Contra la pared 

En el tercer encuentro, la historia fue distinta para el nandaimeño y su novena, pues fueron derrotados con score de 9-2 y él se fue en blanco en cuatro visitas legales al cajón de bateo, ponchándose por tercera vez en la serie.

En el siguiente encuentro, el cuarto, Cabrera tuvo una brillante actuación individual pero no fue suficiente para evitar que su equipo perdiera 4-3 y empatara la serie a dos triunfos por bando. El nica bateó de 5-4, con par de dobletes y una carrera anotada, elevando su promedio ofensivo en la final hasta los 375 puntos.

En el quinto partido, los Leones quedaron contra la pared al perder 3-1 un desafío en el que Cabrera falló en cuatro oportunidades y dejó caer su promedio a .300.

El sexto desafío será esta noche y para mantener vivo el sueño del campeonato, algo que los Leones de Yucatán no consiguen desde la temporada del 2006, Everth Cabrera y su tropa deberán lucir tan efectivos como lo han hecho a lo largo de la campaña.

La tropa felina debe alcanzar el nivel con el que lograron ser el equipo de mejor balance (40-17) de victorias y derrotas y el exjugador de Grandes Ligas necesita mostrarse útil, así como lo hizo en la ronda regular bateando .290 y en la Serie de Campeonato promediando .286.