•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El suizo Roger Federer señaló este domingo, 24 horas antes de su debut en Wimbledon defendiendo su corona, que cuando se acerca su primer partido contra el serbio Dusan Lajovic, abriendo la central a las 13.00 hora local, siente que todos los ojos están sobre él.

"Sabes que los ojos están sobre ti y eso te pone nervioso, naturalmente. Pero me encanta, es un gran honor", dijo el suizo que ya ha pasado por esa experiencia siete veces antes, y que cuando dispute su primer partido este lunes superará, con 103, al estadounidense Jimmy Connors, como el tenista que más encuentros individuales ha jugado en Wimbledon en el cuadro masculino.

Le interesa

Relajado, "me siento increíblemente sexy", bromeó con una periodista, con chaqueta gris y pantalón azul, camisa blanca y zapatillas azules, y la chapa de socio de honor en el ojal derecho, Federer apareció ante la prensa internacional dominando la conferencia de prensa, y contestando sin tregua, recordando lo mal que lo pasó en la final contra Rafael Nadal hace diez años. "Para este año, nada, para ser honesto", dijo sobre la motivación especial del décimo aniversario de aquella final.

"Creo que fue una de las derrotas más duras que he tenido, de eso no hay duda. Una de las que quiero olvidar. Estaba tan cerca de ganar seis veces seguidas..." admitió el de Basilea.

"La reacción inicial fue: Vale, tengo que volver a ganar el año que viene en el 2009 y lo hice, en una épica contra Roddick. Eso fue hermoso después de la angustia de 2008", recordó.

 El tenista suizo, Roger Federer, abraza a dos hijos gemelos, Leo y Lenny, tras finalizar una sesión de entrenamiento en el club de tenis All England Lawn en Wimbledon, Londres

"Fue un gran partido por muchas razones. También me hizo potencialmente más humano perderlo, por todas las circunstancias que lo rodearon. En aquel momento, fue bastante duro", aseguró Federer.