•   México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Revisando el bravo accionar de Everth Cabrera y Elmer Reyes en los primeros tres juegos del segundo campeonato de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), no es tarea compleja determinar que hay pocos adjetivos que describan mejor sus presentaciones que el de “imparables”, pues ambos están experimentando un excelente arranque de torneo, tanto,  que no hay duda de la entrega y determinación con la que se han tomado la oportunidad de estar jugando en una liga que de acuerdo a su calidad es considerada de nivel Triple A. Los dos, con solvencia en sus labores defensivas y constancia desde el cajón de bateo, parecen encaminarse a un campeonato de números excelentes. 

Cabrera, artillero de los actuales monarcas Leones de Yucatán, fue protagonista en las primeras tres victorias de su equipo. El pasado martes 3 de julio, el nandaimeño tronó bateando de 4-2 con dos carreras anotadas y una empujada ante el picheo de los Tigres de Quinta Roo.

Al día siguiente, conectó un cañonazo en cinco turnos al bate y anotó en una ocasión, para luego, el pasado jueves conseguir tres cañonazos en cuatro visitas oficiales al cajón de bateo, empujar tres carreras y anotar otra.

De tal manera que en sus tres primeros juegos, el exjugador de Grandes Ligas presenta un promedio ofensivo de 462 puntos, gracias a seis cañonazos (2 dobles) en 13 turnos al bate. A esto súmenle que cuatro carreras anotadas, cuatro empujadas y un robo de base. Cabrera ha negociado dos bases por bolas y se poncha en igual número de ocasiones. 

Sobre .300

Por su parte, Elmer Reyes también ha conectado de imparable en cada uno de los tres partidos que ha disputado con los Olmecas de Tabasco. En la jornada inaugural bateó de 4-1 y al día siguiente, frente al picheo de los Piratas de Campeche, se fue de 4-2 con una carrera empujada y dos anotadas, sumando entre sus incogibles su primer jonrón del torneo. En el tercer encuentro conectó un cañonazo en cinco turnos al bate, anotó una vez y se ponchó en otra.

Así, el parador en corto de origen leonés presenta un average de .308 gracias a 4 hits en 13 turnos, mismos en los que se poncha en par de ocasiones. Elmer ha iniciado este campeonato con la misma intensidad con la que se desempeñó en el primero, en el que se caracterizó por mantener su ritmo de bateo hasta el final y sostenerse con un promedio por encima de los 300 puntos.

Hasta antes de la jornada de anoche, Carlos Téller, el otro nica en el beisbol mexicano, había trabajado un solo episodio con los Bravos de León. Su actuación ocurrió el pasado martes 3 de julio en el partido inaugural. Téller tiró ante los Diablos Rojos del México, ante quienes no admitió carreras, permitió un hit y ponchó a uno, por ende su efectividad está en 0.00.  

Los tres equipos de los nicas pertenecen a la Zona Sur de la Liga Mexicana de Beisbol, y en este sector, la tropa en la que milita Everth Cabrera, es la favorita para quedarse nuevamente con el título.