•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El exala-pívot Charles Oakley, de los Bulls de Chicago y de los Knicks de Nueva York, fue arrestado el domingo en Las Vegas por cometer o intentar cometer un acto fraudulento en un establecimiento de juegos, informó hoy la Junta de Control de Juegos de Nevada.

De acuerdo a la misma fuente, Oakley fue arrestado por agentes del Control del Juego en el Cosmopolitan de Las Vegas después que se sospechase que aumentaría o reduciría su apuesta en un juego de apuestas que se conociera el resultado.

 Lea: Oakley: “No soy alcohólico”

El Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas no ha dado a conocer ningún tipo de detalles sobre el arresto.

Oakley fue acusado de asalto menor y allanamiento de morada, entre otros cargos. Foto: Cortesía / END.Mientras que la página de internet TMZ informó que Oakley retiró una apuesta de 100 luego de darse cuenta de que la iba a perder.

Oakley fue ingresado en el Centro de Detención del Condado de Clark sin incidentes, informó la Junta de Control del Juego.

 Lea más: Oakley no puede entrar al Garden

La violación se considera un delito grave de Clase B. Si es declarado culpable de una primera ofensa, el infractor está sujeto a una sentencia de 1 a 6 años en una prisión estatal y una multa de no más de 10.000 dólares.

"Este no es un asunto significativo y esperamos que se resuelva rápidamente", le dijo Alex Espiro, abogado de Oakley con sede en Nueva York, a la cadena de televisión ESPN.

Oakley, de 54 años, jugó 19 temporadas en la NBA, incluidas las 10 que estuvo con los Knicks y a los que ayudó a llegar a las Finales de la NBA.

 Además: LeBron acompaña a Hillary Clinton

El exjugador tiene también abierta una demanda civil contra el dueño del Madison Square Garden y de los Knicks, James Dolan, después que ordenó que lo retirasen por la fuerza del recinto deportivo durante un partido que se disputó el 17 de febrero del 2017 y posteriormente ser arrestado.

Oakley fue acusado de asalto menor y allanamiento de morada, entre otros cargos.

El exjugador alcanzó un acuerdo de declaración de culpabilidad para que se retiraran los cargos y posteriormente presentó la demanda civil por difamación.