•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Julen Lopetegui, entrenador del Real Madrid, se estrenó  ayer en el cargo con la primera sesión de trabajo de la pretemporada en la que tuvo a sus órdenes a una plantilla mermada por las ausencias de los futbolistas internacionales que tienen permiso por disputar el Mundial de Rusia.

El proyecto del técnico vasco ya ha echado a andar después de acceder al cargo dos días antes del inicio de la Copa del Mundo. Aquel anuncio en el que se informó de que se convertiría en el nuevo entrenador del Real Madrid tras el Mundial, le costó el puesto de seleccionador justo antes del arranque de España.

Ahora, ya ejerce su nuevo cargo después de una mañana movida para los servicios médicos de la entidad madridista, que evaluó el estado físico de todos sus jugadores a primera hora del día. Después, a las 7:00 p.m., todos se entrenaron por primera vez a las órdenes de su nuevo técnico.

Asisten Bale y Benzema 

De los 21 jugadores que se entrenaron, destacó la presencia de varios nombres. Primero, el de Gareth Bale, el jugador más importante destinado, de momento, y hasta la llegada de más fichajes, de suplir a Cristiano Ronaldo, presentado ayer oficialmente en el Juventus después de casi una década en el Real Madrid.

También se entrenó el francés Karim Benzema, otro de los pesos pesados del conjunto madridista que no fue convocado por Didier Deschamps para disputar el Mundial de Rusia. De la primera plantilla del curso pasado, también trabajaron Jesús Vallejo, Kiko Casilla, Dani Ceballos, Marcos Llorente, Borja Mayoral y Theo Hernández.

El otro foco de atención lo acaparó el brasileño Vinicius Junior, una de las caras nuevas del Real Madrid para la próxima temporada. El jugador sudamericano se entrenó por primera vez con el club merengue después de que este se gastara algo más de 40 millones en su fichaje y le dejara una temporada cedido en su club de origen, el Flamengo.

Lopetegui también contó con la presencia del portero ucraniano Andriy Lunin y con tres jugadores que tendrá que evaluar durante el verano para ver qué hace con ellos: Raúl de Tomás, el uruguayo Fede Valverde y el noruego Martin Odegaard. Todos regresan de sus cesiones en el Rayo Vallecano, el Deportivo y el Heerenveen holandés, respectivamente.