•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Román “Chocolatito” González ya está de regreso en Nicaragua después de pasar varios días en Costa Rica, donde estuvo gestionando su visa de trabajo y adiestrándose en el gimnasio Fight Club. El tetracampeón entrenó ayer bajo las órdenes del preparador físico Alfredo Corrales, y la supervisión de su apoderado Carlos Blandón durante casi dos horas.

González tiene la mirada puesta en regresar al ring el 8 de septiembre en Superfly 3 o el 15 del mismo mes en Las Vegas, Estados Unidos, donde Gennady Golovkin enfrentará a Saúl “Canelo” Álvarez en pelea de desempate. Cualquiera de esas dos fechas están abiertas para la reaparición del tetracampeón del mundo después de su último combate celebrado el 9 de septiembre del 2017 en Carson, sitio en el que perdió por nocaut ante el tailandés Srisaket Sor Rungvisai.

“Estuve entrenando en Costa Rica, todo fue bueno”, dijo Román sobre su estadía en el país vecino. “He escuchado que podría estar en la velada del 8 o el 15, pero nada está confirmado. Ahorita  estoy enfocado en regresar al gimnasio, trabajando fuerte. Se ha mencionado a Moisés Fuentes, pero mientras no hay papel firmado no puedo hablar con firmeza, cuando lo confirme allí sí lo daré por hecho”, agregó el tetracampeón del mundo.

Una de las dudas que el aficionado popular se pregunta es sobre el estado físico del Chocolatito. A pesar de que hace dos semanas en una fotografía circulada en Facebook se le vio un poco pasado de peso, este jueves durante el entrenamiento, su estado físico no se ve mal, tomando en cuenta que faltan 2 meses para su combate. González fue honesto y confesó en cuántas libras anda su cuerpo. 

“He estado en 130-132 libras. Estamos a dos meses de pelear, tengo suficiente tiempo para bajar de peso. Llevo casi un año sin subir a un ring, quiero volver muy bien en excelente condición, todavía no tengo pensado disputar título mundial pronto, esperaré lo que venga después”, señaló el tetracampeón del mundo. Otro aspecto importante es que en las sesiones de guanteo se le ha visto con mejorías importantes. Esta semana hizo sparring con Cristofer González y según Wilmer Hernández, exentrenador del púgil, el desempeño de Román fue bueno. Chocolatito va cogiendo ritmo poco a poco, encontrando la distancia y sintiéndose mejor en su reconciliación con el ring, el saco y los sparrings. 

Por otra parte, Carlos Blandón, apoderado de González, dijo que el fin de semana viajará a California, donde comenzará el campamento de entrenamiento. Blandón no quiso especificar si será en Coachella, un lugar con temperatura infernal por encima de los 40 grados centígrados, pues, se estaría contemplando a Big Bear como segunda opción, no obstante todo indica que al final Coachella será el sitio elegido.