•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Contrario a la mayoría de muchachos que se convierten en boxeadores, incitados inicialmente para salir de la pobreza o defenderse de los ataques infantiles que sufren en los colegios, el caso de Wiston Guerrero es diferente. Él no ha sufrido los embates de las limitaciones, sus padres, Arlena del Carmen Baltodano y Winston Guerrero, le proveen lo necesario para que viva feliz, estudie y entrene. 

Guerrero debutará en el boxeo profesional con 17 años el próximo 28 de julio en la cartelera de Nica Boxing en el gimnasio Nicarao. No hay que perderlo de vista, pues es un muchacho con un boxeo interesante, técnica depurada, fajador y con una gama de recursos técnicos atractivos. El joven que sueña ser como Alexis Argüello y asegura tener un estilo parecido al de Román “Chocolatito” González, comenzó el idilio con este deporte con apenas 7 años. 

Sus inicios 

“Me metí al boxeo por mi padre, él me llevó al gimnasio del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND). Allí comencé a entrenar con los “Polvorita” Martínez, hice algunas peleas y cuando cumplí los 10 años me vine al gimnasio Roger Deshón y comenzó mi carrera amateur”, cuenta el joven, quien es entrenado por su papá y cuenta con un récord amateur de 92 victorias y 14 derrotas. 

“Mi abuelo Nelson Guerrero practicaba boxeo y tenía un hermano, Emilio “Mantequilla” Guerrero, quien también practicaba boxeo, de allí se origina toda la pasión por este deporte. Sinceramente, al inicio lo veía como algo divertido, correr, golpear el saco, pero a los 13 años miré que podía hacer algo, me decía que peleaba bien y le tomé más amor a este deporte. Todo me lo ha enseñado mi padre y un señor que se llama José Ángel Vivas, también me apoya Pedro Márquez”, agrega. 

Admiración por Alexis 

Dice Guerrero que le gusta mucho fijarse en el estilo del tetracampeón mundial Román “Chocolatito” González. De allí nace esa insistencia de utilizar mucho los ganchos de izquierda y derecha en cada pelea, sin embargo, su máxima referencia es Alexis Argüello, el mejor boxeador de todos los tiempos en Nicaragua. 

“La gente me dice que boxeo como Román González. Me gusta fajarme, contragolpear, meter bien los ganchos, repito mucho esos golpes. Román tiene un buen estilo de boxeo, ha sido un gran campeón. El que más me gusta como boxeador es Félix ’Tito’ Trinidad y mi ídolo es Alexis Argüello, era humilde y un gran peleador”, explica. 

Afuera de los cuadriláteros, Guerrero lleva una vida sumamente ordenada. Vive con sus dos padres, su progenitor es taxista, lo que facilita su traslado al gimnasio, mientras su madre se encarga de que todo esté ordenado en casa. Estudia en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) y asiste a la Iglesia de Jesucristo los Santos de los Últimos Días (Mormones). 

“Gracias a Dios vivo con mis dos padres, ellos siempre me apoyan aun en las derrotas. Sinceramente tenía planeado ir a las olimpiadas, pero surgió un problema en la Federación Nicaragüense de Boxeo Amateur (Feniboxa) y tomamos la decisión de dar el salto a profesional. Mi primera pelea será en 114 contra Numan Hernández, la segunda en 112, y la tercera en 108, en la que quiero establecerme”. 

“Soy un muchacho tranquilo, vivo en el barrio en El Recreo, estudio Administración de Empresas, curso el segundo año en la UNAN. Soy mormón (su religión). Pienso que todo debe ir de la mano de Dios. De 21 o 22 años me visiono peleando un campeonato mundial, me gustaría ser como Alexis Argüello. En realidad hay varios ejemplos como Román, el mismo mexicano Juan Manuel Márquez, pero me gustaría ser más como Alexis”.