•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La máxima figura del taekwondo nicaragüense, Clark López, afirmó a Efe que llegar a Barranquilla para competir en los Juegos Centroamericanos y del Caribe “fue una verdadera proeza” por la crisis social y política que sufre su país.

López, quien en su primera salida en las justas regionales perdió ante el cubano Miguel Aguiar, habló sobre las dificultades que padeció para poder estar en Colombia debido a la situación política y la ola de violencia de Nicaragua.

“Ha sido muy dura la preparación. Hubo días en los que me era imposible salir de la casa porque estaban muy peligrosas las calles, con mucha gente protestando, así que ha sido un gran sacrificio y un gran esfuerzo el que hice para poder llegar acá”, explicó López.

Deportivamente, a López le hubiese gustado disputar el oro, y aunque logró darle pelea al cubano y mantener una paridad de cuatro en el inicio del combate, la falta de fondo físico, sumado a la gran experiencia del isleño llevaron a que el marcador final fuera un contundente 16-5.

Esfuerzo y entrega

Sin embargo, para el taekwondista ‘pinolero’ el resultado esta vez fue lo de menos. Lo importante era participar en estos juegos y disfrutar de esta fiesta deportiva.

Explicó que en muchas oportunidades debió entrenarse desde su casa. Para lograrlo, le preguntaba por teléfono o vía correo electrónico a su entrenador por los ejercicios que debía realizar.

“Pasamos un mes sin entrenar y sin entrenador. Fueron muchas dificultades y haber llegado aquí ya fue una proeza porque faltando una semana no sabíamos si íbamos a poder viajar”, agregó López, quien en el año 2016 obtuvo la medalla de oro en el mundial de taekwondo en Hanmadang, Corea del Sur.