•   Barranquilla, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La delegación de boxeo de Nicaragua, que llegó a los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla sin el rótulo de favorita, ya aseguró la presencia en el podio de cuatro de sus pugilistas y además tiene la posibilidad de sumar otros tres a la lista. Este país centroamericano que vive una crisis política tuvo muchas dificultades para que sus deportistas llegaran a la ciudad, pero cada uno de sus esfuerzos, sin duda, vale como una medalla.

En los cuartos de final masculino Alexander González en la categoría de pesados (91kg), quien le ganó al guatemalteco Fernando Sotomayor y Osmar Bravo, en semipesados (81kg), vencedor del dominicano Luis Manuel Georges, ya aseguraron medallas de bronce en las justas regionales.

Lea: Nicaragua acude a Barranquilla con una esperanza, una novedad y un gran dolor

En la rama femenina las 'pinoleras' Kathy Esquivel, en la categoría mosca (51kg), y Keyling Osejo en los medianos (75kg), también dieron la sorpresa y se clasificaron a las semifinales al vencer a la dominicana Miguelina Hernández y a la costarricense Sara Cordero, respectivamente. "Nicaragua no es favorito, tal vez, por las condiciones, porque nos hace falta un poco más.

Con lo poco que tenemos hemos dado muchos frutos, hemos rendido y lo que nos ha hecho lograr medalla es la disposición de cada atleta. Aquí no somos tan favoritos, pero estamos demostrando que sí se puede", manifestó Esquivel a Efe.

Selección de beisbol se instala en Barranquilla

Sobre la situación política de su país y que casi no permite la participación de los deportistas en Barranquilla, la boxeadora sostuvo: "se podría decir que en Nicaragua hay una guerra civil y es muy doloroso ver a estudiantes muertos".

Con lágrimas en los ojos al recordar el difícil camino para llegar a los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Esquivel sigue con su relato: "en un momento pensamos que se había venido abajo el sueño de participar, pero gracias a Dios estamos acá, mostrando lo mejor, por nuestra nación y por nuestro pueblo que tanto queremos".

El cubano Pedro Nieves Valdés Méndez, quien desde hace más de tres años entrena a los boxeadores centroamericanos, declaró a Efe que, a pesar de no ser los favoritos, "el entrenamiento y la disposición de estos atletas les ha permitido a Nicaragua asegurar las medallas". "Desde cuando yo era atleta he pensado que no existe el favoritismo, que es el mismo deportista el que demuestra. Si está bien preparado, no tiene por qué temerle a nada", anotó Valdés Méndez, quien en su país ya entrenó a reconocidas figuras del boxeo aficionado como los medallistas olímpicos Roniel Iglesia y Lázaro Álvarez.

Cuatro nadadores nicas a Colombia

Otros tres boxeadores nicaragüenses que podrían acceder al podio son Ángel David Jarquin, quien en la categoría gallo (56kg) enfrentará al dominicano Alexy de la Cruz Báez; Raquel Pravia, quien en welter ligero (64kg) se mide con la mexicana Guadalupe Solís y José Mendoza, quien en los ligeros (60kg) se medirá ante el cubano Lázaro Álvarez.

En rama masculina las competencias de boxeo, que en Barranquilla se disputan en el salón Jumbo del Country Club, entregarán diez medallas de oro, diez de plata y veinte bronces; mientras que en la rama femenina otorgarán cinco de oro, cinco de plata y diez de bronce.