•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Triunfó “El Gallito” Byron Rojas (25-3-3, 11 nocauts) en el redondel del gimnasio Nicarao. Con una actuación colosal, el excampeón mundial matagalpino noqueó a Daniel Mendoza en el tercer asalto, adornando su actuación con cuatro caídas provocadas por dos ganchos mortíferos y par de cruzados que dejaron petrificado a su rival, en el pleito estelar del cartel boxístico que celebró Nica Boxing la tarde del sábado.

Después que el tailandés CP Freshmart retuviera con éxito el título 105 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) el viernes, “El Gallito” estaba obligado a mostrarse pletórico y de esta forma enviar un serio mensaje de advertencia al tailandés, quien le arrebató el cinturón al matagalpino en el 2016, sin embargo, en vez de evolucionar durante estos dos años trascurridos parece que se estancó y el hombre de los avances es Rojas bajo el mando de Wilmer Hernández, la piedra angular de la evolución del muchacho valiente, esforzado y con una humildad exuberante.

Al margen de triunfar, Rojas cumplió con todo lo que le exigía tras una serie de combates anteriores en los que había dejado más dudas que certezas. Ahora sí, ganó, gustó y noqueó. Dejando esa impresión la fe de verlo campeón nuevamente crece, si se para así en Tailandia como lo hizo el sábado, no tengan dudas que Byron regresará con el cinturón. Boxísticamente es superior a Freshmart, solo debe mantener la consistencia y seguir en esa línea de aprendizaje y evolución.

Ante Mendoza, Byron sufrió una metamorfosis. Ejecutó combinaciones de hasta cuatro golpes, arrancaba con los ganchos en la zona hepática, y finalizaba con los cruzados al rostro y mandíbula. Su velocidad estuvo estupenda y al parecer los trabajos de fuerza le han aumentado la pegada de sus puños, una virtud necesaria para un peleador que a pesar de ser aguerrido, necesita una dosis mayor de poder.

En tan solo el primer asalto, un ganchito de izquierda en el rostro de Mendoza, provocó la primera caída de la noche. La fiesta siguió en el segundo round, Byron conectó un gancho de izquierda de manual, directo al hígado, de esos que duelen y paralizan el cuerpo. Mendoza se levantó y en vez de correr se envalentonó y se fue encima del matagalpino, una postura de suicidio cuando estaba con el corazón herido, no obstante, su valentía es admirable.

En el tercer asalto, el nocaut estaba a la vuelta de la esquina. Mendoza siguió fajándose con Rojas, ¡Garrafal error¡ Byron aprovechó la bravura de Daniel para conectarle un cruzado de derecha y sentarlo en la lona. Otra vez, se levantó al muchacho, se metió a las brasas y ya metido en el infierno se quemó para siempre. Otro cruzado, esta vez con la mano derecha, lo hizo saborear el polvo de la lona, el tercer hombre del ring en un acto de misericordia dijo: ¡No más!

Ganó “El Gallito” luciendo bien. Ahora tendrá aproximadamente tres meses para su combate titular con CP Freshmart, a realizarse posiblemente en octubre.

Otros resultados 

En el combate semiestelar, Keyvin Lara derrotó a Alexander Taylor por decisión unánime en 119 libras. Jerson Larios le ganó a Moisés Mojica por decisión dividida. El prospecto Winston Guerrero tuvo un gran debut al noquear a Numan Hernández por unanimidad en 114 libras. Carlos Carballo vapuleó a Wilber Altarmirano en una vuelta. En tanto, Ricardo Martínez despachó a Norlan Paredes en un asalto.