•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

El cubano Luis Ortiz recuperó la ruta de la victoria al noquear fulminantemente al californiano Razjan Cojanu en el combate que sirvió de antesala a la pelea unificatoria entre Mikey García y Robert Easter.

El final vino a los 2:08 del asalto luego de una combinación de gancho derecho a la cara de Cojanu, rematándole con recto a la quijada que envió a su rival a la lona. Cojanu intentó levantarse, pero se fue de boca hacia la lona antes que el referí detuviese la pelea. Cojanu no tuvo mucho brillo en casi cinco minutos que duró el combate, intentando penetrar en contadas ocasiones el estilo ortodoxo de Ortiz, de medio lado, y escapando de los golpes lanzados por Ortiz.

La victoria debería remontar nuevamente a Ortiz (29-1, 25 KOs), camino a una segunda oportunidad titular en el futuro aun cuando Cojanu (16-4) no es una figura de gran relieve en la división. Ortiz venía de su primer revés como profesional ante Deontay Wilder en pelea por el título pesado.

La cartelera televisada abrió con la victoria de Mario Barrios por nocaut técnico ante José Román, quien no salió en el noveno asalto. Fue la sexta detención al hilo de Barrios, que mantuvo su invicto en 22 combates. La victoria de Barrios le permitió abandonar el ring con el campeonato internacional wélter de la Asociación Mundial de Boxeo.