•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lejos de sentirse golpeado por haber acabado en la quinta plaza de entre ocho selecciones, el mánager de la selección de beisbol absoluta de Nicaragua, Julio Sánchez, considera que sus pupilos superaron las expectativas al imponerse en tres de los siete encuentros que disputaron en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Barranquilla 2018. “Pese a los factores adversos con los que tuvimos que lidiar, mostramos patriotismo y dimos la guerra en cada partido”, refiere el timonel, como quien se adjudica una medalla a la garra.

Podíamos esperar más de la tropa pinolera, después de entrenar ocho días, realizar dos partidos de fogueos ante los Indios del Bóer y los Dantos, con las ausencias de Everth Cabrera, Elmer Reyes o Carlos Téller, definitivamente no. En las circunstancias que la selección de Nicaragua afrontó el torneo, las esperanzas de que acabara entre los primeros cinco puestos eran escasas, sin embargo, con sus triunfos sobre Venezuela (5-4), Panamá (6-2) y el campeón Puerto Rico (10-9), consiguió acceder al Clasificatorio para los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

“Muchos de nuestros peloteros tenían más de dos meses sin jugar y algunos sin entrenar. El primer día de preparación pudimos notar a varios jugadores desajustados y así nos vimos en los primeros partidos que disputamos en Colombia. Precisamente contra la selección anfitriona lucimos mal al bate, ligamos pocos hits, claramente nos pasó factura la falta de entrenamientos, aun así nos esforzamos y comenzamos a ajustarnos. Cómo no destacar los triunfos que logramos, cuando algunos de nuestros jugadores hasta sentían fatiga, demasiado cansancio y desgaste, en esas condiciones físicas se fajaron”, ambientó el estratega.

Precisamente por los factores que jugaban en contra de su plantel, Sánchez considera que “para nosotros no fue una derrota ser quintos, al contrario es un gran premio, porque muchos consideraron que éramos la cenicienta del evento y demostramos agallas. Lo que me queda claro es que debemos darle más oportunidades a los jóvenes, porque se fajaron, pelearon cada turno, no hubo actos de indisciplina, hubo compromiso, patriotismo y compañerismo y alto sentido de pertenencia, los rivales estaban por encima de nosotros, todos se prepararon bien y nosotros les dimos pelea”.

De cara al Clasificatorio para los Juegos de Lima, el mánager dejó claro que su misión será darle protagonismo a una camada de peloteros jóvenes que apuntan a ser los nuevos rostros de la selección. Javier Robles y Norlando Valle, que fueron incluidos en el “All Star” del torneo junto al receptor Janior Montes, son algunos de los talentos que marchan hacia el establecimiento en el equipo nacional, sin obviar al shortstop Benjamín Alegría, quien pese a haber cometido tres errores en la justa, exhibió un destacable desempeño.

Feniba destaca desempeño

Al echar un vistazo por el retrovisor, el vicepresidente de la Federación Nicaragüense de Beisbol Asociada (Feniba), Ajax Delgado, considera que Nicaragua superó las expectativas, porque a diferencia de las demás selecciones que participaron, dependieron únicamente de peloteros que militan en el campeonato casero Germán Pomares. “La selección fue de peloteros del Pomares, con este torneo logramos reestructurar nuestro equipo, en cambio otras selecciones hicieron trabucos con jugadores de AAA”, resaltó el dirigente. 

“Sabíamos que sería un torneo súper difícil, hacíamos comparación entre los equipos rivales y el nuestro y sabíamos que sería compleja la competencia. Aún con esa realidad, se dio una demostración de garra y esfuerzo por traer a Nicaragua un buen resultado. Hay que destacar la experiencia que tuvimos con los peloteros más jóvenes, el relevo generacional.”, dijo. “El picheo se fajó, Wilton López realizó buenas presentaciones y de no ser porque cometimos un par de errores, hubiésemos ganado más juegos, pero los errores son parte del beisbol”, manifestó Delgado.

“Nos sentimos satisfechos por el hecho de ir al Clasificatorio de los Panamericanos, sabíamos que conseguir la medalla de oro o refrendar la de plata era duro, pero hay mucha diferencia entre la selección que llevamos a los Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, México (hace cuatro años) y la actual. En ese sentido nos sentimos satisfechos con la esperanza de asistir al Clasificatorio, porque nos prepararemos de la mejor forma, para conseguir el boleto a los Panamericanos de Lima”, refirió el directivo de Feniba. 

Venezuela, Colombia, Panamá, México, Canadá, Aruba, Brasil, Estados Unidos y Nicaragua, competirán en el Clasificatorio, que se celebraría entre septiembre y octubre de este año, en sede aún por definir, por cuatro cupos a los Panamericanos de Lima 2019, evento en el que están sembradas las selecciones de Perú (por ser el país anfitrión), Argentina, Puerto Rico y Cuba, los dos últimos por haber sido campeón y subcampeón en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Barranquilla 2018.